miércoles, 5 de mayo de 2010

Sed santos

Estaba en adoración y me dice el Señor:

"Lo difícil no es ser santo; lo verdaderamente difícil es morir a uno mismo".


Vivimos en una sociedad que se mueve por lo que le gusta a cada cual , y los sacrificios que se hacen, se realizan para conseguir cosas materiales, o cosas para darle gusto al cuerpo.

No muchos son capaces de dejar de ver el "partido del siglo" para estar orando por otras personas, sacrificarse por atender a otros y en general dejar de obtener un gusto para realizar una actividad que el que la recibe no te la puede pagar en forma alguna.
Esto se debe al tremendo egoísmo que tenemos y que como señaló Juan Pablo II es el origen de todos los males.

Pero una vez que has sido capaz de olvidarte de ti mismo y de tus gustos, hacer la voluntad de Dios no es nada difícil y actos que para la gente del mundo parecen enormes sacrificios, en realidad, no cuestan trabajo.

Esto es imposible sin la acción del Espíritu Santo, lo que significa morir con Cristo y resucitar con él.
Por eso todos los santos han de pasar por su noche oscura y muchas pruebas, porque son la mano amorosa de Dios para que mueras a ti mismo y resucites en Jesús.

Por experiencia sé que el Señor hace las cosas más alucinantes cuando el mundo está pendiente de un evento "muy importante". ¡Cómo nos engaña la culebra!

10 comentarios:

Bruce dijo...

Que razón llevas hermano!
Es cierto que eso de morir a uno mismo va en contra de nuestro ego, instinto, ineterés y todo lo que queramos decir.

Pero eso es lo normal, es mi escala de valores:

1º-Dios.
2º-Yo.
3º-Los demás.

Entiendo que si se pone a Dios lo primero los demás no se pueden poner los últimos, pues "SI NO AMAMOS AL PRÓJIMO QUE VEMOS, COMO LO HAREMOS A DIOS QUE NO VEMOS".

Como has dicho tiene que haber intervención del Espíritu Santo.

Quién siga el esquema:

1º-Dios.
2º-El projimo.
3º-Uno mismo.

Ya es santo.Yo no soy santo. ¿Llegaré algún día? No lo sé.

Quizás eso sea lo máximo, y quizás solo Dios para dejarnos estar en su Gloria solo nos exija:

1º-Dios
2º-Projimo-uno mismo.

De momento no llego, y al menos soy consciente de ello,que es primer paso necesario para cambiar cualquier cosa.

En cuanto a la experiencia de que cuando Dios hace cosas alucinantes cuando todo el mundo está pendiente de "grandes eventos" como "el partido del siglo" totalmente de acuerdo.

Tuve una experiencia cuando España ganó la Eurocopa, no ví ni un solo partido, ni siquiera la final, pero si te vas a un sitio solo y le dices "Jesús ¿te parece que hablemos?" Y hablas sin más, no te susurra, te habla.

Hace ya tiempo que no sigo a mi equipo favorito, y no se me ocurre bajo ningún concepto desperdiciar una sola oración en pedir que gane. Es más, ya no me atrae ver a 22 millonarios en pantalón corto intentando meter un balón dentro de una red, mientras cientos de miles en directo y millones desde sus casas ponen sus corazones a prueba por las emociones ya sea de alegria o de tristeza.

Otros "momentos Jesús" son cuando te han hecho una injusticia pero bien gorda, cuando te han calumniado, cuando te han difamado, cuando te han humillado sobre todo...hay muchos más.

No creo en el hombre, o mejor dicho me espero cualquier cosa del hombre.
No me fio ni de mí, ya me he dado muchas puñaladas traperas,y he roto mis promesas a mi mismo demasiadas veces.

De Dios es del único que me fio.

Eso dice mi firma: EN DIOS CONFIO.

Bruce dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bruce dijo...

Dice la mística Sor Natalia María Magdolna que "el último recurso que usa satanás para apartar a una persona de Dios, es acrecentar su deseo por ser santa, de esta forma la persona empieza a centrarse en si misma y deja de hacerlo en Dios".

Creo que va en la línea de lo que dices tú.

También Santa Faustina Kowalska en sus múltiples diálogos con Jesús, es reprendida por Él, exhortándola al abandono total en su misericordia, pero sobre todo a la obediencia ciega a su director espiritual o su superiora, dándole a enteder que la santidad consiste en la negación de uno mismo, no quizás únicamente o como fin, pero sí como punto de partida para esa santidad. Quizás porque darse a los demás, sin olvidarse de uno mismo sea imposible.

Hoy sí estoy plenamente de acuerdo contigo. Otra cosa muy distinta es que yo sea capaz de hacer eso.

Bruce dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bruce dijo...

HACE UNA SEMANA UN PAR DE MÉDICOS ENTRARON EL EL BLOG DEL PADRE FORTEA PIDÉNDOME DATOS SOBRE ESTE MILAGRO.
AQUÍ TIENEN DONDE OBTENER LA INFORMACIÓN QUE ME HAN AUTORIZADO A DAR:

De mi grupo de oración de la Divina Misericordia que nos reunimos todos los primeros viernes de mes, ya conté el gran milagro de la madre de unos de mis compañeros. El cáncer no se curó, lleva 4 años con él extendido por todo el cuerpo:hígado, páncreas, pulmones, incluso el corazón...etc y sin tratamiento, ni una aspirina vamos! hace una vida normal desde hace 4 años y no se muere!!!.
-----------------------------------

El caso se ha expuesto mundialmente este 4 de abril en el CONGRESO INTERNACIONAL DE ONCOLOGÍA EN LAS VEGAS (USA) donde médicos de todo el mundo han estudiado el caso por inédito y sin explicación científica.

-----------------------------------
Por cierto una chica de mi grupo de oración la Virgen en Prado Nuevo le hizo en peazo de milagro, mañana que nos reunimos me empaparé y luego cuento.
Su hermano me lo he encontrado hoy y me lo ha contado, en el circulo de la Obra, más gente que nunca , no teníamos ni donde sentarnos.Le he hablado a todo el mundo de Medgujorje que conocían de oídas y ya les está entrando el gusanillo y de Prado Nuevo digan lo que digan hablan fenomenal así que tenedlo en cuenta también.

Yo este sábado voy a Fátima otra vez, pediré por todos!!

MAYTE dijo...

Para mí este tema de la santidad es así:

Yo no puedo ser santa por mí misma. Pobre de mí con lo calamidad que soy. Y por más que ponga todas mis fuerzas humanas en conseguirlo, en cumplir con todas las normas de piedad , en rezar todas las devociones, en cumplir todo pues no puedo. De verdad que lo intenté en una etapa de mi vida y además de un gran vacío espiritual psicológicamente casi me vuelvo loca: dejé de ser espontánea, alegre, me volvía una persona cada vez más y más gris a pesar de buscar a Dios con todo el corazón.
Hasta que un día gracias a Dios se cruzó en mi vida un retiro de la Renovación Carismática que daba mi gran amigo Chus Villarroel. Fue la noche de Pasuca. Recibí la Efusión del Espíritu Santo. Tuve un descanso en el Espíritu donde sentí el abrazo de Jesús Vivo. La Calidez de ese amor sanó profundamente mi alma herida por tantos años de luchas, fracasos humanos, etc. No hubiese vuelto de aquel lugar. Pero volví totalmente sanada. Descubrí a partir de aquel momento que mi Vida en todos los sentidos incluído el espiritual, que esa Vida en abundancia no podía depender de mí sino de El. Y me fui dejando hacer. Y fu sanando día a día mi corazón. Y pude encontrarle en cada paso del camino, en el cielo, en las flores, en mis caídas, en mis alegrías, en mis dolores... Y disfrutar de una intimidad absolutamente gratuita que me hace plenamente feliz y tocar el cielo ya en este mundo.
Yo solo pongo el corazón dispuesto y abierto para que El lo llene. Pero de todo lo demás se ocupa El.
Cuanto más pongamos el acento en nosotros mismos o en cumplir con tantas cosas menos dejaremos para El. Cuidado con el querer comprar todo con obras que son al fin y al cabo humanas. No podemos atesorar mayor bien que el del Don de Dios y es Don: pura gratuidad. Si la acoges verás que todo cambia que te purificas , que tienes ojos nuevos, un corazón de carne en vez de piedra. Pues Santo sólo hay uno: Jesucristo. San Pablo lo decía muy bien : El es nuestra justificación. Por la fe estamos salvados y no solo por las obras. Que toda obra de piedad sea un canto del corazón enamorado y no se quede en otras cosas pues se hipoteca el corazón que no encontrará descanso hasta llenarse del don gratuito de Dios.
Yo lo he experimentado en mi vida. A mí no me hagáis caso si no queréis pero ahí está el camino de abnadono y hacerse pequeñita de Santa Teresita, a Sor Faustina KoWaska, las enseñanzas de Benedicto XVI sobre la gratuidad del Amor de Dios...
Dios les descubra su Infinita Misericordia, Bondad y Amor a todos.
Qué buena iniciativa la del grupo de la Misericordia Bruce. Vividla primero vosotros mismo en plenitud y Dios hará el resto. Vuestra vida será plena y podréis ser luz para el mundo.
Dios les bendiga atodos.
Flames porfa no desistas jamás. Y no abandones este blog para Gloria de Dios.

Anónimo dijo...

Caballero del Espíritu, ¡Feliz día de Pentecostés!, para tí y tu familia. Un abrazo.

Theo dijo...

Hola.Morir a uno mismo, dificultad y gran oportunidad para meditar con tu entrada.

También puede ser:
1.-Dios y a Dios en el próximo, esto facilita todo.
2.-olvidarte de más,si te ocupas de Dios, tú quedas refugiado en él, porque Dios también está en ti.
Gracias.

. .Konstantin Dimitrov dijo...

.


Hola caballero, me pasé por aquí. lleí tu material y quedé enriquecido.
Un hermano tuyo que ahor amismo está lejos geográficamente.

cleosco dijo...

Comparto contigo que lo difícil es morir a uno mismo.
Pero tal y como yo lo veo el problema es que el borrico lo solemos poner detrás del carro para que tire de el.
Me explico: El hombre en general tiene el buen deseo de cambiar y ser mejor, pero nosotros por nosotros solo podemos desearlo.
La realidad tal y como yo la veo es que al mirar a Cristo en la cruz es a uno mismo a quien se tiene que ver en ese bendito cuerpo es decir las llagas de cristo soy yo en mi fealdad, El que es santo y aborrece el pecado ama al pecador y cargando con nuestra fealdad, se ofrece al Padre como victima. Propicia para que tu y yo tengamos vida y vida en abundancia.
A donde me coloca esta situación, a la misma misericordia de Dios padre que envía a su único Hijo para que tu y yo seamos salvados. Somos por lo tanto objetos de la misericordia de Dios en primera persona.
A partir de aquí aprenderemos a mirarnos a nosotros mismo y a los demás con ojos de misericordia.
Es la Gracia derramada por el Espíritu Santo quien con nuestra voluntad va moldeando esta deforme masa de barro que yo soy en la imagen de Cristo hasta conseguir realizar su obra en nosotros.
Por ello siempre digo Dios es bueno y misericordioso.
Deseemos ser esa imagen enamorémonos de Cristo deseemos ser Cristos reconozcamos a todos los Cristos que día a día nos encontramos. Cuanto mas pobres mas Cristos.y ay muchas formas de pobreza.
La Gracia primero después nuestro esfuerzo el merito no es que yo ame a Dios sino que El me amo primero.
No se si me he explicado pero lo intento gracias.