jueves, 23 de diciembre de 2010

Qué mal está el mundo.

Desde hace años no juego a la lotería ni a nada (quinielas, primitivas, once,...), sólo le compro unas pocas papeletas en Navidad a la parroquia, por el donativo que queda, y lo que me regala la familia.

El otro día (el de la lotería) el Señor me ponía una repulsión tremenda al escuchar las noticias y todo era la lotería, que dónde toca, la gente a la que le toca, la rabia del que no le toca,...
Nada más que carne, carne y carne. Curas que llevan más de diez décimos y juegan a todo todas las semanas, personas de misa y comunión diaria con el transistor en la oreja para ver si les toca, mirar todos los boletos en cuanto sale un número,...

Pero lo peor fue cuando quería escuchar las noticias a las 14 h., y lo primero que sacan, en el momento de máxima audiencia, son a los responsables de las administraciones donde había tocado el primer y el segundo premio, admitiendo sin rubor, entre lágrimas de emoción y totalmente convencidos, el uno que había contratado a una bruja para que le atrajera la buena suerte y que había puesto un altar en la oficina esa con todo lo que le había dado la misma; y la otra que otra vidente le había dado un puñado de piedras cargadas de "energía positiva", que las había puesto en cada fichero, caja, cajón,..., de su administración de lotería y que dichas piedras le habían atraído la suerte y por eso había dado el premio.

Esto lo hacen personas que se supone son serias, maduras, responsables, padres de familia, que regentan un negocio,...

Inmediatamente el Señor me mostró las grandes mentiras y una escalofriante pregunta:

1- Todo el que oyera a estos dos se preguntaría si él mismo podría hacer algo semejante para atraerse la buena suerte y seguramente muchos lo harán. Por lo tanto incitando a la brujería, con el consiguiente culto al demonio.

2-Cuántos habrán hecho rituales, habrán puesto velas, piedras o sabe Dios qué cosas, habrán intentado visualizar los números, habrán elegido fechas relacionadas con acontecimientos del mundo,..., y no les ha tocado ni una perra. Pero eso no sale en las noticias.

Y la gran pregunta: Puesto que el dinero es una cosa del mundo, Dios no interviene en estas cosas de loterías y demás, pero yo he visto personalmente al demonio mover cosas.
¿No podría el demonio mover las bolitas mientras gira y gira el bombo y en el amasijo de bolas, llevar la que a él le interesa hasta la boca de salida?¿ Será que ya estoy un poco paranoico y esto es puro azar? ¿Pero va a dejar Satanás una oportunidad tan jugosa de barrer para su lado?

Recordad como cuando Pablo expulsó al demonio adivino de la esclava (Hch 17), la esclava acertaba y daba mucho dinero a sus amos. Y a Cristo, Satanás intentó engañarle con la propia Palabra de Dios.
Por tanto tened muy presente que el enemigo engaña con la verdad y con las cosas que funcionan. Es un plan literalmente diabólico: "Es que me leyó las cartas y acertó", " es que me dijo que pusiera una bolsita con las hierbas que me dio y volvió mi novio", "es que me puso unas piedras cargadas de energía positiva y se me pasó el dolor",..., millones de incautos caen en las redes de la magia, los brujos, los videntes y adivinos, del reikki, la nueva era,..., Pero los demonios no dan nada gratis, lo cobran carísimo, habitualmente destrozando la vida del que les pidió el favor.

Pero en este mundo de ególatras, egocéntricos, egoístas y egotistas sólo se busca el aquí y ahora. Vivir el momento. Mi placer inmediato aunque se jorobe el vecino. pasando por encima de quien sea. Pero no sólo hablo de ateos; hablo de curas, monjas y laicos supuestamente comprometidos. Me tengo que callar para no caer en murmuración.

Un saludo y Feliz Navidad ( ya no deseo próspero año nuevo , porque tal y como está la cosa, es casi un insulto).

16 comentarios:

Bruce dijo...

Gran parte de razón llevas, pero hay matices que cambian las cosas por completo. Por la mañana te lo argumentaré mejor.

Camino García dijo...

¡¡¡FELIZ NAVIDAD, FLAMES!!!

Yo tampoco veo la tele: no sé si fui yo, que le di sin querer, o una de mis dos gatas enredando (como casi siempre que no están dormidas) pero en mi tele no sale ningún canal y, si a eso sumamos mi torpeza y a algo que me decía en mi corazón: "¡Mira qué bien, así no pierdes tiempo con esto!", el resultado es que no veo naaaaada de tele hace meses.

En mi pueblo ha tocado mucha lotería y no es la primera vez, pero ni llegué a oler el ambiente pues me fui de viaje y casi no he parado desde entonces. He de decir que a mí me gusta ver gente contenta, mucho, me alegra el corazón, me encanta verlos -iba a poner "felices" pero no sé si es lo adecuado-; sí, ellos se sienten felices, se creen un poco más dueños del mundo, de sus vidas, de su futuro... ¡y la verdad suele ser "tan otra"...! Me recuerda unos versículos de un libro sapiencial bíbllico que decían que el hombre bebe la primera copa de vino; la segunda se bebe al hombre... y sigue pero no me acuerdo.

Y lo de las brujas ya ni tiene nombre: qué combinación malvada con los juegos de azar y la desesperación de la gente o la avaricia: lo veo como una espiral, un tornado en el que muchas garras a la vez quieren tirar de las personas para hundirlas más todavía...

Y lo malo es que las brujas y demás "alimentan" la sed de Trascendencia que habita en todo hombre, sea con la lotería o sea con la invocación de fallecidos hasta en medios de comunicación de masas: ¡cócteles explosivos! No alimentan, se sirven, manipulan la sed de Trascendencia para hundir, destruir, atar, apoderarse de las almas.

Si es que, el que nos odia a los humanos, hasta de lo que podría parecer inocente, ¿bueno? si quiere, se sirve... ¡Hay que ver, "para los que le aman", todo, TODO ocurre para bien; lo otro es la inversión total de Dios! Lo que dices, por manipular y usar, hasta la Palabra quiere volverla al revés SI DIOS LE DEJA.

Por eso, estando en medio del mundo, la oración para pedir la Sabiduría del libro "ídem" me es imprescindible, va creando por dentro como "un camino de luz, paz y acción" que nosotros no podemos hacer. Así que, como acaba la oración, digo:

"Envíala de los cielos santos, mándala de Tu Trono de Gloria para que a mi lado participe en mis trabajos y sepa yo lo que Te es agradable, pues ella todo lo sabe y entiende. Ella me guiará prudentemente en mis empresas y me protegerá en su esplendor. AMÉN"

Bueno, seguiremos el tema, que es muy interesante. Disculpadme que me haya enrollado tanto.
Y a todos, besicos y ¡Feliz y Santa Navidad!

Camino García dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Camino García dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Camino García dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Camino García dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Camino García dijo...

Flames, no sé qué me pasa en tu blog que, de un tiempo a esta parte, aparecen mis comentarios seis o siete veces y eso que sólo le doy una vez a publicar, ¡y parezco más torpe de lo que realmente soy, jaja!

A ver qué pasa con éste, que es corto. Si puedes quitar eso de que "el autor ha eliminado esta entrada" quedaría más majo, en fin...

Julio de San Miguel dijo...

Querido Hermano Flames!
Te deseo muchas gracias y bendiciones en esta Navidad que Nuestro Señor Jesús siga haciendo en tu vida su obra de santificación y no te deje de la mano!
Bendiciones!!!
Y a todos los hermanos que por este blog pasan y comparten, bendiciones para ustedes!

Bruce dijo...

La avaricia es mala, poner la confianza en el dinero y no en Dios es malo, invocar fuerzas ocultas, espíritus, hacer rituales, hechizos, recurrir a adivinos y videntes etc todo eso es malo incluso pecado directamente como bien sabemos.

No obstante nada impide que Dios saque de la ruina a una persona pobre sabiendo que al menos en ese caso no lo va a introducir en la ruina espiritual.

Lo que quiero decir es que jugar a la lotería u otro juego de azar, no es intrínsecamente malo y pecaminoso en sí mismo, ni mucho menos, lo malo es todo lo mencionado anteriormente.

Vicente dijo...

Flames,
Si el demonio puede manipular las bolas en el bombo para que salgan las que a él le interesa, también es cierto que es un ser libre, que puede hacer lo que le dé la gana y, si alguien, a través de alguna práctica esotérica, le ha pedido que salga tal número, él puede hacerlo aparecer o no; además de que habrá otros que le hayan pedido que saliera otro número.
Por cierto, ¿cómo viste al demonio mover cosas? ¿Cómo sabías que era el demonio?
Por otra parte, tengo que decir que sólo me ha tocado un reintegro; y no, no tengo ninguna rabia; así que, si Dios no quiere que me toque la lotería, lo de los brujos, adivinos y demás cosas de pecado, están de más.
Felices Navidades.

Vicente dijo...

Y, supongo, que habrá gente que haya sido agraciada con una cantidad importante en un juego de azar y no haya hecho ninguna de esas cosas raras.

Juanjo dijo...

Hombre, es verdad que hay mucho materialismo y egoísmo. Lo reconozco, yo soy muy materialista.

Pienso que el dinero no tiene importancia alguna...cuando te sobra.

Pero si te falta, y no hablo de ser rico, sino de no tener lo elemental para una vida digna, el resto de las cosas pasan a un segundo plano o tercer plano.

Hay que confiar en Dios, y rogarle para que nos de lo necesario para vivir con comodidad y cumplir nuestra misión en la vida. Y nada de brujos.

¿Qué va a hacer un cura si le toca uno o dos millones de euros? ¿salir en las revistas? ¿comprarse un lexus para ir a la parroquia?

La lotería es algo muy repartido. No veo como el demonio podría sacar beneficio haciendo que toque determinado número. Como no sea el que lleva la masonería..

Camino García dijo...

Yo pienso que unas veces está muy repartida la lotería y otras no, y no siempre la cantidad tiene que ser crucial, sino hasta qué punto se vuelve el centro de la persona, desplaza a Dios y prioridades reales, o divide a quienes están alrededor.

Y también pienso que el demonio puede sacar beneficio haciendo que toque determinado número, que llevan determinadas personas de las que puede llevar buena cuenta en lo que son sus debilidades, sus puntos flacos.

Y respecto al cura que se pone por ejemplo, ni siquiera haría falta el Lexus que dices: si supone estar desplazando su confianza en Dios siendo que vive normalmente bien, con sus necesidades cubiertas, ya ha habido un retroceso en su vida espiritual; al menos es lo que pienso yo, y quien dice "cura" dice "seglar" o lo que sea. Cuando surgen estas cosas, me viene rápidamente lo que decía Francisco de Asís sobre el tema, y algún que otro testimonio que he oído de primera mano de consagrados. De hecho, es muy frecuente oírles que el voto que se cumple con menos dificultades viviendo en comunidad (no hablo de personas célibes que viven solas, sacerdotes y así) es el de pobreza, porque es al que más fácilmente se acostumbran y da mucha libertad interior.

Bueno, quizás lo que querías, Juanjo, es oír la opinión de Flames y no la mía, me he metido en medio... Me figuro que llegará. Mientras tanto, ¡Feliz Navidad para ti también, para Vicente, Julio de San Miguel, Bruce, claro... para todos!

Bruce dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bruce dijo...

Flames te voy a decir algo que sabes de sobra. Efectivamente el demonio tiene capacidad para mover la bola que le interese...

...PERO CON EL PERMISO DE DIOS EN TODO CASO!!!

Ni tan siquiera sería un echo sobrenatural, simplemente preternatural.

No me preocupa nada lo que pueda hacer el demonio, sencillamente porque no podrá hacer nada que Dios no quiera o permita.Punto!

Por cierto el segundo premio del gordo ha sido el 00147 y yo llevaba el 00167.

Uff! casi!.

Me han tocado 100 euros y eso que solo jugaba un único número de 20 euros.
Nunca juego más, sencillamente porque Dios solo necesita que yo juegue un único número para que me toque.
Jugar más, de entrada es ningunear a Dios, Él es todopoderoso y las leyes de las probabilidades las creó el mismo y se las salta cuando le da la real gana, que para eso es Dios, ¿no te parece?.
Lo que no me puede tocar jamás es si no juego nada.
Como el del chiste que siempre le pedía a la Virgen que le tocara pero nunca jugaba, y venga a pedirlo una y otra vez...hasta que un día la Virgen la dijo: PUES JUEGA HIJO !!!

Por cierto, la suerte no existe y es aceptable usar el término como modus locuendi, teológicamente es un término incorrecto.

Si "no cae un sola hoja de un árbol si Dios no quiere" "ni cae un pajarillo al suelo si Dios no quiere" decía Jesús: "¿Acaso no valeis vosotros más que dos pajarillos?",por lo tanto tampoco toca un solo premio a nadie si Dios no quiere.

Luego tener envidia del que le ha tocado es absurdo,Dios así lo ha querido.Le haga falta o no a nuestros ojos al que le tocó.

Dios tiene infinitas maneras de sacar a una persona de la ruina, y una de ellas es por medio de un premio, ¿quién soy yo para decirle a Dios que eso no está bien?.

En exégesis bíblica se estudia que los judios cuando tenían que tomar un decisión difícil lo echaban a suertes, porque para ellos lo que saliera en suertes eso era la voluntad de Dios. Y creo que parte de razón no les falta,teniendo en cuenta que la suerte y la casualidad no exiten si no la voluntad de Dios.

Anónimo dijo...

ESTIMADOS HERMANOS:
Solicito mi aura y mi aureola del Santo Espíritu en calidad de Adonai.

Atentamente:
Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
Documento de identificacion personal:
1999-01058-0101 Guatemala,
Cédula de Vecindad:
ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
Ciudadano de Guatemala de la América Central.