domingo, 19 de octubre de 2008

Maldiciones

Mucha gente se pregunta si será efectiva una maldición.
¿Es posible que una persona disponga una serie de objetos, profiera una serie de palabras o cánticos y empiecen a suceder cosas extrañas al objeto de la misma?
¿Es posible que con sólo desear el mal a una persona con fuerza, todo le vaya mal?

Para una persona no creyente esto es absurdo; como mucho aceptaría que si ha visto el ritual o le han contado que "Fulanito" le ha echado un mal de ojo, se sugestione y condicione su comportamiento para que las cosas le vayan mal.

Como creyente creo en el mundo visible e invisible y todo cristiano que rechace la existencia de los demonios , está fuera de las enseñanzas de la Iglesia (es un hereje).

Conozco multitud de personas (entre ellas yo mismo) que nunca habían intuido que sus desgracias se debían a la acción especial de uno o varios demonios en sus vidas y realmente les han acontecido hechos desgraciados, que por la rápida sucesión temporal, desafían a las leyes de la probabilidad.

En el ministerio de liberación confirmamos que la mayoría de las personas que acuden a ser liberadas de espíritus inmundos, vienen por ser víctimas de este tipo de situaciones, a saber:

-Los demonios son criaturas invisibles (excepto para aquellos a los que el Señor les ha bendecido con carismas de visión) y están rondando alrededor nuestro, ejerciendo su acción normal que es tentar. Cuando una persona tiene un poderoso mal deseo contra otro, ellos lo detectan y se ponen a trabajar.

- Cuando alguien realiza un determinado hechizo o maleficio (no hay diferencia entre magia negra y magia blanca, pues la primera es llamar a los demonios para dañar directamente y la segunda es llamar a los demonios para que influyan torticeramente en la libertad de las personas para obtener un supuesto buen fin, cosa que va en contra de la voluntad de Dios que nos ha creado libres).

- Los distintos conjuros y circunstancias que los rodean, sólo sirven para indicar con mayor o menor concreción al demonio llamado lo que tiene que hacer (ejemplo: si para un hechizo de amor se pone pelo de la persona objeto del hechizo, el demonio puede leer el ADN y compararlo con posibles víctimas, hasta que da con la correcta. Por eso hay brujos más o menos poderosos, en función de lo concretos que sean con sus prácticas y el caso que les hagan los demonios, en función de lo que esperen conseguir de éstos, pues los demonios son libres, por mucho que se crea el brujo que ha atado a un demonio, el bicho es libre, sólo le hace caso si espera conseguir algo que le interese.

Lo primero que hacen es pedir permiso a Dios para ejercer una acción especial contra el objeto
del mal deseo o práctica mágica. Y Dios puede:

- Prohibírselo. Si tal acción impide la realización de Sus planes.

- Permitírselo. Si desea que esa persona sea probada (puede incluso pedir al ángel de la guarda que se retire y permita la acción del demonio sin cortapisas) para obtener mayores bienes.

- Dejar que las cosas sucedan sin Su intervención directa, con lo que se entabla una batalla espiritual entre el ángel de la guarda y los demonios que atacan. El resultado depende de la vida espiritual de la persona (si reza y pide la ayuda de lo alto, tiene más posibilidades de que no le pase nada. Si su vida espiritual es deficiente, es posible que sea afectado por las desgracias). Pero el Señor puede actuar cuando le plazca, aunque personalmente no tienta a nadie, sólo puede permitir el desarrollo libre de la acción del demonio hasta que Él lo estime oportuno, pero siempre para obtener mayores bienes en la vida espiritual de la persona.

A veces se permiten estas cosas para que la persona se acerque más a Dios. Son casi el 100% de las personas que vienen a rezar por liberación, que comienzan una vida espiritual y se acercan definitivamente al Señor, después de haber pasado por experiencias de éstas y ser liberados.

Todos los santos (si se leen sus vidas) han pasado por la experiencia de ser atacados por los demonios (noche oscura del espíritu) y si cualquier ser humano quiere saber de primera mano lo que es un ataque preternatural del enemigo, sólo tiene que buscar a Dios de verdad. A medida en que comience a dejar el mundo y acercarse a Dios, no hará falta que le echen maldición alguna, ya vendrá "la Culebra" a presentarse.

Algunas citas bíblicas de interés:

- Si 28, 13 " Maldice al mentiroso que pasa el soplo que ha perdido a muchos que vivían en paz".

Hay ocasiones en que las escrituras invitan a la maldición y otras en que se aconseja que no se maldiga en ningún caso

- Job 1, 6-12; 2, 1-7; Satanás pide permiso a Dios para tocar al justo.

- Sal 22(21)
- Lamentaciones.

Sobre el efecto de las maldiciones y la acción de Dios para librar.

- Pr 26, 2 " Como gorrión que revolotea y golondrina que vuela, la maldición gratuita no alcanza su fin".

Con el consiguiente corolario de que la maldición que no se lanza a la ligera, sí lo alcanza.

- Jesús maldijo a una higuera y se secó hasta las raíces.

- Gál 1,8 .El que os predique un evangelio distinto, ¡Sea maldito!

La pregunta es: ¿Es lícito maldecir a una persona con el fin de que se acerque a Dios?
San Pablo amenaza con ejercitar su autoridad si no se convierten de su conducta.

- Ef 6, 10- 20 El combate espiritual y sus armas.

Entre otras muchas

33 comentarios:

Fernanda dijo...

Muchas gracias por compartir sus conocimientos acerca de este tema. La verdad es que para las personas interesadas por cuestiones personales en dicho tema nos viene muy bien enterarnos algo más de un tema tan oscuro y poco conocido.

Fernanda dijo...

¿He nombrado la palabra tema? ¿A que no? ji ji ji.

Gloria dijo...

Si yo creo en esto Flamesword, porque he visto cosas parecidas, a veces me pilla de sorpresa porque uno dice ¿como pueden pasar estas cosas?? pero tú lo explicas muy bien, es muy interesante.
Siempre me llamó la atención la historia de Job! que manera de sufrir!!
Gracias por explicar todas estas cosas, Gloria

Mijail dijo...

Por supuesto que le es lícito a un cristiano maldecir. O si no lícito, al menos sí le es posible. Para eso arroja oraciones contra sus enemigos, cualquiera de los que le caigan mal, con razón o sin ella (aunque para qué vamos a hablar de razón aquí, si ustedes me dirán que la razón, o lo que vendría a ser lo mismo, la verdad, la establece la Iglesia), y esas maldiciones las arroja como los gitanos arrojan el mal de ojo, para dañar,y haciendo la cabriola mental de que la oración siempre es para bien y que el daño será por lo tanto cosa del otro, justo como dicen dicen los del reiki: que el reiki es siempre para el bien. Para eso se arroja el perdón al enemigo, para maldecirlo: no es tal perdón sino una sentencia peor que de muerte dictada deliberadamente y con una intención terrible, en ocasiones nada piadosa a mi entender, sino por cuestiones de ego herido, y arrojan estas maldiciones sin piedad (por más que la doctrina católica insista en que la oración es piadosa por necesidad). Los fuegos de la Inquisición están en el alma de cada plegaria de este tipo, y prenden o prenderán. Lo único que hay que hacer para hacerlo es tener una altura espiritual suficiente o refugiarse en el nombre de alguien que la tenga, como hacen ustedes los católicos, algunos en actitud mezquina, tengo que añadir. Lo demás actúa por sí solo. Les dejaría el ejercicio intelectual de meditar por qué el nombre de alguien (de alguien determinado, no de cualquiera) puede ser algo tan poderoso.

Mijail dijo...

Soy yo otra vez. Sólo una cosilla bastante fácil: hagan como que no han leído lo que escribí arriba (si es que lo han hecho), como si no lo hubiera escrito, que ojalá no lo hubiera escrito. En serio, no viene a cuento una intervención como ésa en un blog como éste, no tengo realmente nada que decir aquí. Si pudiera lo borraría.

Felicitas dijo...

Mijail, te queremos.

Sería interesante, Flamesword, que hablaras del poder de las bendiciones. Es un tema que creo que está algo olvidado, pero es también muy importante. Si el mal tiene cierto poder, más poder, creo yo, tiene el Bien, ¿no?
saludos.

Anónimo dijo...

"Mijail, te queremos"

Pobre imbécil Mijail, ¿no es eso lo que quiere realmente decir alguien como tú?

Mijail dijo...

Pues sí, ya apareció la listorra también por aquí. ¡Preocupante que gente así le quiera dar a uno palmadas en la espalda!
No basta avisar públicamente de un escrito que no es que considere que esté mal, sino que no viene al hilo de lo que se trata aquí. No basta, tienen que ocurrir cosas como ésta. Pero vamos, es normal que ocurra.

Felicitas dijo...

Repito, Mijail, te queremos.
Estás obnubilado conmigo.
Lo lamento.

Flamesword dijo...

Señor Mijail:

La Iglesia no dice nada por su cuenta. Lo que dice se basa en las Escrituras (Palabra de Dios revelada) , la tradición (cómo ha entendido el tema los predecesores) y las inspiraciones del Espíritu Santo (magisterio) y todo después de profundas meditaciones para no tergiversar el mensaje, pero saberlo adaptar al tiempo presente sin desvirtuarlo.

En la Palabra se dice:" Si tu enemigo tiene hambre dale pan, así arrojarás ascuas sobre su cabeza" No recuerdo la cita, es de un libro sapiencial (Pr o Qo).

También dice la Escritura que ante el nombre de Jesús toda rodilla se doble, en el cielo, en la tierra y en el abismo (Flp 2)

No es por la eufonía, ni reverberaciones del sonido, el por la evocación del que tiene todo el poder y nos juzgará el último día.

Diga "Jesús" sin miedo, que no se va a morir.

Y en cuanto a orar por los enemigos, la verdad es que he meditado sobre el tema y la respuesta que tengo (me intentaré poner en sus zapatos) es que si crees en Jesucristo, en que es todopoderoso, que te conoce a ti y a tu enemigo,..., si oras por él y el Señor le concede lo que necesita o calma sus ansias de agredirte, habrás obtenido dos resultados ( que el otro sea más feliz y que deje de molestarte).

Ahora si no crees en Dios ¿Qué mas te da lo que ore una persona? ¿No será un brindis al sol?

Mijail dijo...

“Me pongo en tus zapatos para decirte de la oración prácticamente lo del vive y deja vivir de los hippies…”, cuánta arrogancia, es insufrible que escribas para que te tengan casi por un yonqui. Y vaya valores que me transmite, “que le vaya bien al enemigo para que me deje en paz”, si el enemigo cuanto mejor le va menos te deja en paz; la tontería es importante.

Es por lo que empecé a arrepentirme de haber escrito aquí. Aquí todo se resolverá en clave "La Escritura dice...", "Tal versículo cuenta...", "La Tradición interpreta...". Eso está muy bien y ayuda (a mí también a menudo) a cultivar una espiritualidad, sobre todo a los que ni huelen ni entienden (lo dijo Jesús), pero no va conmigo disertar en esos términos, el punto de vista del que nunca sale de ahí es el punto de vista del que está feliz dentro de lo que dice la tradición sin comprender realmente nada, sin inquietud, y no digo inquietud científica sino espiritual. Ya que parece que se las da de maduro: ¿Sabría usted decir por qué Jesús es Rey sin recurrir a las Escrituras ni a la Tradición? ¿Por qué es tan poderoso refugiarse en el nombre de Jesús? ¿Cuál es su autoridad?, ¿qué es la misma Autoridad? La Autoridad, que por eso hablaba en plan genérico, no por eludir la palabra Jesús como usted se ha tontamente imaginado. Hay unas personas con más poder espiritual que otras, ésa es la cuestión, y no lo voy a abordar en clave de Jesús o la Escritura como lo podría hacer usted, un recién llegado, un peón de albañil o cualquier yonqui que “acaba de ver la luz” (mediante alucinaciones, se entiende).

¿Sabría usted decirme todo eso? ¿Por qué es maldito el que predica otro Evangelio que no sea el de Jesús, por qué se convierte en maldito con esa sola sentencia? Yo todo eso ya lo sé, lo que exigiría como respuesta a alguien con una cierta madurez es algo más que “la Escritura lo dice”, algo que no sea una respuesta que podría dar también una base de datos. Algo suyo, que no sea repetir lo que han interpretado otras personas, que está muy bien interpretado y felizmente resuelto por quienes lo dijeron, pero que no sirve “del todo” porque no puede darse todo masticado a cada uno sino como mucho orientar a cada uno sus pasos, y por eso cada tiempo requiere sin perder la ortodoxia de una respuesta nueva.
Agarrarse y ceñirse a la Tradición en exclusivo, nada que salga de la propia alma. Todo o da lugar a fieles rancios y hasta epilépticos.

Finalmente, si usted es ayudante de exorcistas y me da explicaciones tan pobres en cuanto a la oración sobre el enemigo, aparte del menosprecio y desdén evidentes que rezuman sus palabras (se cree que va sobrado conmigo, ¿no es verdad?), deduzco que muy poco ha aprendido sobre la oración. Una concepción casi hippy de la oración, de “vive y deja vivir”, “que les vaya bien para que me dejen en paz”, sentimental a tope, ahora entiendo por qué se han llenado las parroquias de guitarritas insulsas.

Pero no se preocupe; como dije, aquí toda la culpa del choque es mía por venir a escribir a un sitio que es para lo que es y que sigue el camino que se ha trazado, exhibicionismo incluido; de los malentendidos, de las valoraciones a la baja (faltaría más) de lo que diga y de los cariñitos perrunos y rancios (y desvergonzados) que puedan dispensarle a uno. Es que ésa es la iglesia que crean ustedes, emitiendo versiones hippies, alucinógenas, de la oración. Eso sólo habla de lo alucinados que están muchos de ustedes, pero es lo que hay, es la Iglesia actual.

Eso del brindis al sol es otra estupidez, pero ya no gasto más tiempo tecleando aquí.

Vicente dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Felicitas dijo...

querido Flamesword, no hagas ni puñetero caso al anónimo, que va imbuído de mal espíritu.
LLeno de rencores, odios y malicia va por los blogs buscando a quien puede dañar hoy... No te dejes, que el Espíritu Santo te conduzca siempre y genere en tí los frutos de paz interior, alegría, serenidad, confianza, amor, esperanza y fe que nos desea comunicar a todos los que creemos en el Señor Jesús.
¡Animo y adelante!

Flamesword dijo...

Señor Mijail:

La mayoría de las cosas de las que hablo, son por propia experiencia.

Tiene usted razón en que no soy nadie. Si fuera algo, no tendría mérito. Precisamente por ser un don nadie, se ve con mayor claridad la obra del Espíritu Santo.

Pasé de fiel de guitarrita y polvo rancio a dejar por completo la Iglesia durante más de diez años, en los que viví totalmente en el mundo. Saqué los estudios de químico, deambulé con mis amigos por las discotecas, monté una pequeña empresa de la construcción,..., como todo el mundo.
Pero si se molesta en leer mi testimonio, verá cómo cambió la cosa.

Sólo por buscar de corazón al Señor, he ido comprendiendo el sentido profundo de las Escrituras, que va mucho más allá de lo evidente a primera vista, he recibido autoridad para reprender a los demonios; imponiendo las manos, ha habido personas que se han sanado, hablo lenguas del Espíritu, me vienen palabras de conocimiento, eso entre otro montón de cosas y lo vivo en primera persona.

He descubierto que el Evangelio es literal, como hace 2000 años y eso siendo un desgraciado. Cualquier persona puede hacer lo mismo, porque la promesa es para todos. Las consecuencias de ello es ser perseguido por el mundo y los demonios y es bastante duro, no todos son capaces de pagar el precio. Problemas en mi matrimonio (y eso que mi mujer antes de conocernos tenía amplia experiencia del tema del demonio), heridas en la piel, molestias físicas de todo tipo, "visitas nocturnas" en las que se oyn todo tipo de crujidos, las luces y electrodomésticos se encienden solos y a veces hasta explotan, los niños se me ponen malos y sanan con una oración, ¿Quiere que siga? me gustaría saber qué ha experimentado en primera persona del Evangelio, usted que ofende tan gratuitamente. Pero cuando me pasan estas cosas, una simple exhortación en el nombre de Jesús, con fe en que me está escuchando y tiene Él el poder de hacer que se termine, y se termina, por eso creo en el poder del Nombre sobre todo nombre de Jesús.

Pone en duda mi caridad con los enemigos, pero le digo que con personas que han decidido ser hostiles (yo sé que influidas por el demonio),no se puede razonar y lo mejor es que se alejen y que se vayan lo más bendecidas posible.
Tampoco debería contarle que llueva, truene o haga sol muchos días en los que usted está tranquilamente sentado disfrutando de su cena o del partido de fútbol, varias personas estamos de rodillas orando por personas que se agitan, nos insultan, nos maldicen, nos escupen,..., hasta las tantas de la noche.

No sabe usted si a pesar de las dificultades que pone "la Culebra" para traer a mi casa el pan de mis hijos, todavía doy o no doy una parte para las necesidades de la Santa Madre Iglesia.

No sabe usted que cuando está disfrutando de su fin de semana, otros estamos asistiendo a cursos y congresos para conocer más a Dios y poder servir mejor a los hermanos.

¿Y sabe qué le digo? Que Dios compensa todo esto con creces, por eso Jesús es el Rey de mi vida y mi Señor. Así que si lo desea, vaya a aprender un rato y deje de pontificar desde su punto de vista de las cosas que desconoce.


Por eso pongo tantas citas de la Biblia, porque en primera persona he comprobado que son verdad.

Podría hablarle como químico y hacer disertaciones matemáticas del otro mundo y de las diversas dimensiones de la existencia, pero eso me lo guardo para mi.

Lo de maldecir a todo el que tergiverse el Evangelio, era una práctica común en la antigüedad, otros muchos al final de sus escritos ponían esas maldiciones para que no se alteraran sus enseñanzas, también san Juan lo pone al final del Apocalipsis, pero el sentido de san Pablo es el de realmente advertir de que las herejías podrían conllevar la condenación de los que las creyeran y mucho más sobre aquel cuyas enseñanzas fueran el origen de las mismas.

Un saludo.

Mijail dijo...

Usted tampoco sabe si soy o no futbolero, o mis experiencias.
Gran martirio el de la persecución, además puedo ver que ocurre en usted, veo cómo es cierto que qué van a por usted y no a por otros, es tan sencillo como olfatear, una percepción o sensación muy rara de describir. La manera que tiene de escribir bastantes cosas, la precisión de cirujano con que se expresan algunas cosas, y libre además de tanta tontería que domina el pensamiento de la mayoría de la humanidad y ni lo ven; eso es, como me contó alguien, como llevar una diana invisible para que todo el que anda alrededor dispare, y creo que en su caso es así. El que es preciso y sencillo hace daño al que no lo es, además no se persigue a uno por lo que piensa, sino por lo que es. ¡Pues ahí está la jerarquía espiritual!

Mire, sin ánimo de ofender, lo de que “Dios me compensa con creces y por eso es el rey de mi vida”, lo veo algo egoísta, como dando la sensación de que “es mi Rey por que me da”, o sea, “quiero cosas”. Tu rey es tu rey porque está por encima de ti (y te guste o no), otra cosa suena a que uno elige a su señor, que es el señor porque uno mismo lo ha elegido. Contradicción total.
Y si eso no es egoísmo sí es un peligro bastante grande, porque llegará el momento en el que no se vea esa compensación por ninguna parte, la sensación de que uno da y da pero no obtiene nada, y ese pensamiento de “me compensa con creces” se convertirá en un grave peligro cuando llegue este momento, si es que está por llegarle a usted. Para mí es una contradicción eso de “quiero la salvación”, la salvación es para el que no quiere nada; esto no es una construcción gratuita mía, es que el que en esos duros momentos que menciono (en la Escritura está Job como ejemplo) no se desespera porque no aparece por ninguna parte aquello que con tanta ansia espera, es el que no se viene abajo y el que se salva. Y menos gratuito es lo que digo si la doctrina de la que tantos de ustedes disfrutan y les “les compensa con creces” sigue en pie precisamente por la obra de los que no recibieron absolutamente nada de esas cosas a cambio. Mira a uno de ésos, mira a un Jesús crucificado, cuya autoridad reside en su inocencia pero que lo matan porque es inocente y su claridad y su luz ofende al mundo, mira a cualquiera de ésos y se vuelve bastante duro eso de sentir que te están compensando, se va reemplazando por el sentimiento de “me estoy aprovechando como un hijo de puta y ellos mira adónde van en esta vida”, y cuanto más y más aprendes de esa verdad más en deuda estás, más duro se vuelve coger algo para ti, ser compensado. Dejará de ser bonito y agradable ese maravilloso mundo espiritual para pasar a ser el calvario del mundo luchando para que seas lo que no eres y lo que por tu estado más elevado (por seguir ese camino) ya no podrás ser: uno de ellos, con toda su basura, los locos queriendo encerrarte en el manicomio o asesinarte. O sea, la persecución, otra vez, y en toda su magnitud. Deja de ser bonito todas esas tonterías que hace la gente

Creo que es una visión bastante bien fundada, aun siendo lo que soy. La Escritura, sí, a mí mismo se me hace cada vez más literal.

Flamesword dijo...

Señor Mijail:

Lo de futbolero es una forma de hablar. Puede estar leyendo un libro, viendo una película o simplemente durmiendo.

Lo de la desolación contínua (noche oscura del espíritu), créame alguna vez me lleva a pecar hablando contra Dios por permitir que me pasen tantas cosas, pero al quejarme, Él me contesta bien por una lectura bíblica o bien directamente al corazón, haciéndome comprender que los dones extraordinarios no se pueden ejercer correctamente si no eres educado y esas desolaciones son parte de la enseñanza. Si le pides a Dios que quieres sanar enfermos, si quiere te lo da en el acto, pero lo normal es que te eduque para ejercer ese carisma con caridad y conocimiento, como el vaso en manos del alfarero. Sólo la Gracia de Dios por Cristo en el Espíritu te faculta a aguantar incluso contra toda esperanza (es el don de Fortaleza del ES+).

Como usted dice Él es Rey, porque está por encima y es mi Señor, porque le sirvo voluntariamente, también los demonios saben que es Rey, pero no le sirven. También el dijo "Pedid y se os dará" .

Otros sirven a Satanás porque les da, aunque esas dádivas son pura vanidad. Y ni siquiera puede dar lo que le piden, sólo influir. El único que da de verdad, porque tiene todo el poder, es Dios. "He venido para que tengan vida, y vida en abundancia"

La forma correcta de pedir es después de la alabanza y la escucha de la Palabra de Dios, como eseña la Iglesia en las oraciones de la Liturgia de las horas, que reza en comunión toda la Iglesia y es maravillosa.

Además muchas veces no hace falta pedir, pues estando en la presencia de Dios, sientes cómo te enseña, cómo te transforma, sobre todo en la adoración eucarística.
Eso pasa cuando te has abandonado a la Voluntad divina y le has dicho que haga lo que quiera para gloria Suya, porque no te quepa duda, que todo se debe hacer para gloria de Dios, si te quedas con algo de esa gloria, te estás buscando a ti mismo y no a Dios. Si crees por un sólo momento que algo lo haces tu y no el Señor a través tuyo, pierde su valor, pues hemos de ser libremente el vehículo del Señor, pero el que actúa es Él.
Hasta el día de hoy, el Señor me ha llevado a situaciones muy desesperadas, pero no me ha dejado tirado nunca.

Mijail dijo...

Pues mucho ánimo, que estas luchas contra el mundo no tienen tregua, y en cosas así tengo que ir a favor del que pasa por ellas.

Como usted mismo decía: No, no debió enumerar ni sus congresos, ni sus donativos a la Iglesia, ni nada de eso, para espetar al interlocutor, gratuitamente, que él está o viendo fútbol, o durmiendo, o leyendo (pasatiempos, ¿no?) y que "no entiende". En un blog además de su propiedad, conviertiéndolo en una especie de gran hermano. No es por pinchar, ni por sentirme humillado de la mierda de cositas que hago yo por ahí claramente insuficientes, es que en una conversación que alguien dirige por esos derroteros (sin haber atendido lo que se decía), el pavoneo es evidente. Haga lo que quiera, está usted en su blog, seguro que de esta aventura sacará alguna lección, la que tenga que sacar. Mi consejo es que se cuide de la exhibición indecente, en público y voluntariamente, de sus interioridades.

Flamesword dijo...

Hay veces en que hay que mostrar esas cosas por una frase que escuché de un predicador:

"Las palabras convencen, el testimonio arrastra".

Mijail dijo...

Si el testimonio arrastra, habla de ti y sólo de ti, no lo hagas comparándote, ni conmigo ni con nadie. ¿Lo has entendido? ¿Estamos o no estamos?

Felicitas dijo...

a la orden mi cantinpán....

Felicitas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Felicitas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mijail dijo...

Tú no te metas, nuestro amigo no necesita ayuda. Que responda si tiene huevos.

Flamesword dijo...

Señor Mijail:

Yo casi siempre entro al trapo.

No quiero ponerme por encima de usted.
Lo más seguro es que sea más pecador a lo largo de mi vida.

La verdad es que no entiendo lo que quiere demostrar; si quiere, abra un blog y le comento lo que usted quiera.
Si se lee el encabezamiento, abrí este blog para dar mi opinión y mi testimonio, si le molesta, pues váyase.
Lo hice porque al Padre Fortea no le da la gana contar cosas de éstas y hay gente que le interesa de verdad, si no mire los primeros comentarios.
A otros les he decepcionado, porque le prometí que les enviaría la grabación de un exorcismo real, pero el sacerdote me ha recomendado que no lo haga.
No se puede gustar a todos todo el tiempo.
Por cierto, se indigna usted con demasiada facilidad. Pida la paciencia, como fruto del Espíritu.

Felicitas dijo...

admiro tu paciencia, Flamesword.
Que Jesús y María te bendigan mucho.

Mijail dijo...

Concluyo, ya que llevar esto más lejos sería ya lo mismo que el peloteo de un partido de tenis, pasándose uno la pelota al otro, sería enzarzamiento puro y duro, cosa que detesto y que ya no conduciría a nada. Y le respondo una sola vez más para que vea, si es que está a su alcance el entendimiento, cómo usted se me está escaqueando una y otra vez.

Usted me responde ahora lo que me responde sobre su blog, que da testimonio etcétera, y que si me molesta el testimonio. Pero vamos a hacer memoria de 4 mensajes suyos atrás, y el propósito suyo de dar testimonio queda desvirtuado si se conduce como lo ha hecho usted, a cosas del tipo “mientras tú tal, yo cual, mientras tú haces esto yo hago lo otro”, haciendo comparación. Muy bien el propósito inicial de dar testimonio, pero el testimonio se va al carajo en cuanto entra en esas cosas, es patético, no hay otra palabra. En ese contexto, sin perder de vista ese hecho, es donde lo digo, “el testimonio arrastra, pero no entres a compararte ni conmigo ni con nadie”, las comparaciones son odiosas, aparte de no conocer a la otra persona. El pretendido testimonio convertido en exhibición personal y encima arrojando sobre mí la imagen de que soy contrario al testimonio cuando nunca he dicho eso. Al “loro” con la jugada, porque la maniobra es digna de ZP.

Pero lo grave es que me lo pierde de vista, borra esta acción suya de su memoria, elimina lo mismo que ha hecho usted para responderme ahora como si eso nunca hubiese ocurrido, para contestar cómoda y livianamente “esto es un blog de testimonio y si no te gusta te vas”, contestándome alegre y amparado en su laguna mental. Pues mira, no, un sitio donde se hacen esas cosas ha perdido todo su valor testimonial. Enfréntese a los hechos, hágase cargo de todo eso en vez de hacerse el loco y emitir enunciados falsos y denigratorios de ideas como que odio el testimonio, con lo que eso implica: apartarle a uno, quitarle la voz, hacer que ya nadie le haga caso, y todo eso amparado en algo que es falso. Eso es injuriante.
Usted se escapa, se escapa de los hechos, para contestarme sacando mis palabras del contexto en que me referí a usted, deje de esconderse, no de mí si no de sí mismo. Escaqueo, inconsciencia, huida adelante, eso es lo que me demuestra. Y encima para quedar por encima (después de haber negado esa intención) va y me diagnostica “poca paciencia”, que pida el don de la paciencia. Antes de diagnosticarme así, pida usted el don de ver un poco, sólo un poco, las estratagemas de la mente humana, el no tener lagunas mentales, para ver las de los demás, y las cosas que pueden hacer gracias a eso, obtenga ese don para sufrir así en carne propia el daño de todos los que interactúen con usted escudándose en ella para arrojarle mierda y más mierda, haciéndole jugadas como la que me hace usted a mí. Pida ese don, obténgalo y después le dejo medir mi capacidad de paciencia. Obténgalo, sólo una infimísima parte como yo, o de forma TOTAL, ver a todos los demás jodiendo la marrana y haciendo como si nada porque sus maniobras mentales de escape les permiten hacer eso en perjuicio de quien sea. Pídalo, porque con su actitud está claro que no se entera usted de nada y no lo tiene, obténgalo y disfrute, a ver qué le parece ver la monstruosidad y no poder ser cómplice de ella, y que al hablar de ella (porque callar es ser cómplice) los demás le ataquen porque ni se quieren enterar de nada. El error de otros como como un latigazo sobre su propia persona, el daño que se hace a la Humanidad padecido por usted. Obtenga ese don y evalúe después la paciencia e irritabilidad de los demás. Hágame caso, aquí los dos (usted y yo) sabemos que usted no es un niñato bakala y por eso la frivolización de lo que estoy diciendo va a ser mínima (eso espero), en otros lugares el linchamiento hacia mí por mis palabras ya hace tiempo se habría vuelto intolerable de verdad, (usted supongo que ya tiene idea de lo que es una persecución intolerable, se supone que no estoy dirigiéndome a ningún idiota).

Esto no da para más. El resto de lo que viniera a continuación de esta discusión carecería de valor, aparte de que usted no es tan tonto como para seguir con una discusión enzarzada (porque ya me ha arrojado su etiqueta amparado en la flagrante falsedad), ni yo tampoco con algo que ya no dará ningún resultado. O igual quiere "pelotear tenísticamente" un poco más cometiendo otro escaqueo más perverso que el anterior, o aparecen otra vez personajes a querer incordiar sin tener ni puñetera idea de nada; como me dirigía a usted y ya está todo dicho, por mi parte poco me puede preocupar lo que ocurra a continuación.

Finalmente, me debe hacer usted el favor de transmitir a su sacerdote mi más ferviente agradecimiento por impedirle a usted divulgar, sea a quien sea, grabaciones de exorcismos. Difundir a terceros las imágenes de un ser humano en una situación difícil como la del exorcismo, lo cual es hacerle indigno se quiera o no, eso es un acto de pornografía espiritual TAN DESOLADOR, que me felicito a mí mismo de que exista una persona con la caridad suficiente hacia esas personas para impedirle a usted hacer eso. Ese hombre hace un favor a la Humanidad al impedir que haya circulando ese material por ahí, y en un orden menos importante también le hace a usted impidiendo que se convierta en un Iker Jiménez, que es lo que está deseando por más que su mente se esconda en eso de que quiere dar gloria a Dios. Tiene un ego espantoso, flamesword, y no me apeno de él (o sea, de usted, porque eso es con lo que se identifica usted), no lo hago ya que usted no lo percibe ni lo sufre, me apeno de que ver el error que comenten unos y que no sufren porque no lo quieren ver, lo tienen que soportar otros como algo propio. No se olvide de felicitar a ese sacerdote de mi parte, y mis ánimos para él porque lidiar con esos impulsos abominables y contenerlos (aunque sea por el momento) es digno de elogio.

Felicitas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Flamesword dijo...

Señor Mijail:

Parece que no emitimos en la misma longitud de onda.

Si quiere demostrar que (espere que me lea otra vez su mensaje),
soy un vanidoso y miento inconscientemente, pues no soy yo el que debo contestarle. Es la gente que me escucha la que lo debe valorar.
Doy mi opinión de buena fe, sin inventar elucubraciones para engañar a incautos o crédulos.

Lejos está de mi provocar un interés hacia mi persona, sólo testimoniar que existe una realidad invisible, pero que es muy real. Por cierto las grabaciones a las que hacía alusión eran sólo de audio y de mi humilde persona, para mostrar a un ateo y a un científico que hay cosas que desafían a la razón.

Como me considero una persona que ha aprendido (a palos) a ser algo humilde, consulto con los que saben más que yo las cosas para tener prudencia acerca de las que puedan perjudicar.
Es posible que en mi carácter exista una cierta osadía que me empuja a veces en exceso, pero sin ánimo de ofender, sino con el de pinchar para que la gente no se apoltrone. Creo que el silencio sólo acerca del tema del demonio, sólo le beneficia, por eso desde estas humildes letras y otras , me gusta dar testimonio de una realidad que por muy peliculera que parezca, no deja de ser verdad.

Por otra parte usted se inventa cosas que digo y se ofende por cosas que no he dicho. Es posible que se entretenga creando un blog en el que se conteste a sí mismo cerando castillos de sus propias afirmaciones, sólo trato de ser lineal, pero usted le pone el exponente que le da la gana y eleva mis palabras a la enésima potencia que se imagina. Si quiere tenis, pues tenis.

Ah y no me miente a ZP, que las palabras las carga el Diablo.

Gloria dijo...

Cambio y fuera. Espero. Flamesword me ha interesado mucho leer tu testimonio es curioso como Dios nos deja "vagar" o dar vueltas por el mundo y despues nos encanta, tal cual y ya no podemos vivir sin él.
No seré una latera pero todos los que de alguna manera vivimos para EL ha sido con historia turbulentas o difíciles. Lo extraordinario es como el nos da fuerzas para seguir, sólo ruego a Dios que te de paciencia para continuar.Te agradezco por lo que nos ayudas, de verdad. Bendiciones, Gloria

Fernanda dijo...

Hola, Flamesword. No se crea que nos hemos olvidado de que nos prometió hablarnos de las manifestaciones de bichos que a veces ha tenido usted. Creo que a Fortea le ha pasado lo mismo, en un vídeo de telecinco, parecía lal rebelión de las moscas. Ya le diré mi teoria de por qué ocurre eso.

Felicitas dijo...

Flamesword, hola amigo, espero que estés bien. Esperamos tu próximo post con gran interés.
Gracias por compartir con nosotros tus experiencias.
Besos.

Ronda Alba dijo...

Yo. No. Sabía. Nada de. Este blog, hasta. Hace poco

compcarlosur dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.