domingo, 26 de octubre de 2008

Bendiciones



Hoy me pedís hablar de bendiciones:

Retomando el anterior post en que decíamos que una intención fuerte de causar el mal puede ser suficiente para que el enemigo se decida a dañar a una persona, en este caso es lo mismo.

Cuando a una persona le deseamos el bien y que le pasen cosas buenas, es como una oración. El Padre siempre nos está viendo y al bendecir a una persona, le pedimos al Padre consciente o inconscientemente que le envíe cosas buenas.

Mucha gente afirma que las palabras tienen poder, lo que personalmente pienso es que las intenciones son las que lo tienen, bien expresadas con palabras , o bien con hechos.

Por otro lado tenemos bendiciones por otros caminos:

- La adoración eucarística. La presencia ante Jesús Eucaristía es un derrame de bendiciones, pues Él sabe lo que necesitamos y valora el hecho de que al adorarle, reconocemos que tiene todo el poder en el cielo y en la tierra. Y como una vez me dijo el Señor al corazón en una adoración: "El que viene a mi, nunca se va con las manos vacías".
Es impresionante cuando el sacerdote bendice a las personas realizando la señal de la cruz sobre las personas con Jesús expuesto en la custodia(sé de casos de hasta resucitar muertos).

- Podemos interceder por una persona, no sólo con una buena intención, sino pidiéndole al Señor directamente cosas concretas para un hermano. Pedir con fe y confiar en que si realmente es una cosa buena, el Señor lo dará a Su tiempo.

- En la presencia del Señor, Él da su Espíritu, bien sea en la Iglesia o en una reunión privada de oración, o leyendo la Palabra de Dios en el Espíritu, donde tienes un encuentro personal con el Maestro que es la Palabra hecha carne, y obtienes bendiciones al comprender cuando esa Sagrada Escritura se te hace Palabra de Dios. Por eso no es tema baladí el asistir a la Eucaristía, a grupos de oración, a congresos y retiros, porque las personas que buscan a Dios, lo encuentran y como hemos dicho, el que entra en la presencia del Señor no se va de vacío.

- En los sacramentos. Todo sacramento es un derramen de bendiciones hacia la persona (es necesario hacer hincapié en el poder de sanación interior de la Penitencia.

- Por imposiciones de manos en el que se pide al Espíritu Santo que actúe en la persona (no confundir con el Reikki, que por cierto hay un caso en que una persona a la que le hicieron reikki, le entró un demonio y llevamos con el caso más de dos años, así que ojito), se reciben bendiciones espectaculares. No tenéis más que leer la Biblia, tanto en Antiguo como en Nuevo Testamento, se pasan la vida imponiendo manos a todo el mundo.

Es humana la tendencia a destruir de palabra o de obra lo que nos molesta, pero si nos acostumbramos a bendecir en lugar de maldecir, las cosas cambian radicalmente, por eso el Señor pidió oración por los enemigos, por los que te persiguen y maldicen, pues si el Señor los bendice en abundancia, cambiarán sus sentimientos hacia ti, pues el Señor ha de respetar su libertad a un a costa de que hagan cosas malas. Si ellos deciden cambiar sus sentimientos, todo cambia.

15 comentarios:

Felicitas dijo...

yo también creo mucho en el poder de las Bendiciones, las que ofrecen los sacerdotes católicos y las que cualquier cristiano, con Fe en el Señor Jesús, puede ofrecer a su prójimo en cualquier situación y necesidad.
Si las maldiciones tienen poder en más o menos medida, las bendiciones, ya que provienen del espíritu del Bien, mucho más poder conllevan, porque sabemos que el Poder de Dios supera infinitamente al poder del maligno.
Muchas gracias, Flamesword, por tu testimonio de Fe en Jesucristo y su Iglesia. Que Él te siga bendiciendo a tí y a tu familia, y a todas las personas por las que oras e intercedes.

Fernanda dijo...

De nuevo muy interesante su post, verdaderamente instructivo y valioso. Me gusta que diga eso de que Dios le habla al corazón, creo que la voz del corazón es la voz de Dios.
En cuanto a bendecir a los enemigos, los que nos caen mal, aunque no lo pronuncies, y lo hagas mentalmente, en lugar de odiarles, creo que es un poco como un cambio de estrategía muy positiva que nos cambia la energia, que nos aleja del odio, y en cierta forma es un modo de protegernos de males mayores. También de alguna manera la bendición se nos devuelve en bien. (Ni qué decir tiene que el que maldiga se le devuelve en mal, en el momento oportuno).

Fernanda dijo...

Que Dios le BENDIGA , fLAMESWORD!

Y A LA LA fELI QUE ESTÁ POR ACULLA ARRIBA!

Flamesword dijo...

Ay Fernanda:

Que Dios le de Su Espíritu Santo para que la ilumine y cambie esa forma de ver el mundo de forma tan kármica. En vez de hablar de energía, hable de dones y carismas del Espíritu o de influencia de demonios , ángeles, santos, Dios y María.
No hay nada que retribuya sistemáticamente el bien y el mal. El Señor nos deja la libertad de equivocarnos y de no hacer caso a sus orientaciones. No hay ley del karma. Todas las cosas que "parece" que funcionan, como las cartas, el reikki, las estimulaciones de los chacras, los horóscopos y todo tipo de mancias, son de los demonios. Sé que pensará que estoy fanatizado por estas cosas, pero de verdad que pasé muchos años en el esoterismo y paracía funcionar y luego descubrí la verdad.

Para Dios y el mundo espiritual hay planes, entre nosotros pueden existir casualidades. Y nunca hay determinismos, sólo los que se dejen manipular caen en determinismos. Tu vida no está escrita ni en las estrellas ni en ninguna otra parte, pues la base de la creación es lalibertad de amar o no al Creador y seguir o no Sus planes. Un saludo.

Felicitas dijo...

Flamesword, creo, sin ánimo de polemizar, que no has pescado bien a Fernanda. todo lo que ha afirmado en sus dos comentarios es perfectamente ortodoxo, es decir católico 100%.
Las cosas de Dios las denominamos con palabras que a veces son antiguas usanzas. Decir que la fuerza del Espíritu Santo es una energía espiritual positiva no menoscaba en nada su Divinidad.
La Resurrección de Jesucristo, analizada hasta el detalle por científicos de la N.A.S.A. les hizo concluir que ese cuerpo, el de la Sábana Santa, en el momento de la Resurrección levitó y experimentó una energía de tal calibre, desconocida para la ciencia humana, que provocó que el cuerpo entero del crucificado pasara a través de la sábana dejando la impronta tridimensional de ese fantástico cuerpo.
Son expresiones de nuestra época.
No pasa nada.
Resurreción de Cristo = Energía desconocida y potentísima. Bueno, otra manera humana de describir el mismo enigmático fenómeno que, según nuestra Fe en Jesús, nosotros también experimentaremos el último día.
No tropecemos con las formas de expresión, cuando en realidad hablan de lo mismo.

si yo bendigo, al tiempo de bendecir, soy bendecido. Bien, otra forma de decir lo mismo que Fernanda dijo.

Fernanda dijo...

Ande, Flamesword, le agradezco sus buenos deseos para conmigo, pero tenemos una manera distinta de ver la vida. Para mí todo es energía, despues de todo hasta la materia está formada por energía vibrando a una velocidad menor.
Creo en la ley del karma, porque flamesword, el universo no puede regirse sin leyes, el que no funciona con el amor, tiene su castigo, el que funciona con el amor tiene su premio. Vaya a ver mi post "Entrevista con un arcángel" Catro o cinco post más abajo del post inicial, que le va a interesar, a ver si supera un poco sus encorsetadas formas de pensar. Saludos.

Felicitas dijo...

Bueno, Fernanda, al final no estaré de acuerdo contigo. Ya sabes que a mí eso del karma no me va. Sólo tenemos un alma que en su principio vital lleva la información impresa para "hacerse" un cuerpo a su medida. Quiero decir, que en el bagaje que Dios pone en las capacidades del alma está el "crearse" un propio cuerpo. sólo uno y ese, ningún otro. Por que tampoco no hay dos almas iguales. Si el alma es única e irrepetible, también lo es su cuerpo. Fernanda no es capaz de formar otro cuerpo que el de Fernanda.
Jamás, por ser quien eres, podrías formarte un cuerpo de perro o nisiquiera un cuerpo de otra persona. Somos cuerpalma, y esto es una unidad ontológica invariable.

Flamesword dijo...

Ya le he dejado en su blog mi opinión, perdone el que me coma letras, no sé qué pasa, el ordenador es nuevo.

Fernanda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fernanda dijo...

Ya en serio, Flamesword, y disculpe mi pequeña broma. me ha gustado su comentario en mi blog, es usted más flexible que muchos crisitianos , en fin, algunos post más atras de Entrevista al arcangel, también hay una entrevista al demonio, se llama entrevista con el innombrable, el mismo Sanuy, que hace exorcismos me felicitó por ella. Lo mismo le gusta.

Eudora dijo...

Perdone mi ignorancia pero, ¿usted de los carismáticos?.
No entiendo muy bien todo este asunto, mi curiosidad se limita a querer entender los márgenes de todos estos movimientos.

He oído hablar mucho del padre Fortea y etc., pero he entendido que alrededore de todas estas cosas hay mucha más gente, anónima, y, en fín, si me pudiera usted delimitar qué es todo esto exactamente. Grupos de oración, pero ¿dirigidos por sacerdotes o independientes?, ¿hay muchos exorcistas? ¿todos nombrados por el obispo?.

Gracias.

Flamesword dijo...

Querida Eudora:

Todos los sacerdotes exorcistas han de ser nombrados por el obispo, el cual les puede retirar la autorización para realizar exorcismos en cuanto lo considere oportuno.

Lo normal es que todo exorcista tenga un grupo de laicos que se ocupan de ayudarle en temas como acogida de los que vienen a que se ore por ellos, limpieza, preparación y sobre todo oración.

Cualquiera que el exorcista autorice, le puede ayudar, aunque lo normal es que sea una persona piadosa con caridad hacia los atribulados por el enemigo y que no tenga interés morboso por estos asuntos.

Además personalmente pertenezco a la Renovación Carismática Católica (soy carismático).
En la RCC existen grupos de laicos (con o sin sacerdote que no es exorcista) que oran pidiendo al Señor que libere a la persona (jamás ordenando cosas directamente al demonio , como hace el exorcista).
El Señor en su bondad, da gracias sobrenaturales (carismas) a algunas personas para luchar contra el demonio (algunos ejemplos están en el libro "Exorcística" del Padre Fortea, pero no son los únicos, otros tienen como un sexto sentido para saber lo que es de Dios y lo que no (carisma de discernimiento de espíritus), don de lenguas,... Pero hay muchos más.

Esas personas convenientemente discernidas, ayudan a los exorcistas de una manera más eficaz, pues para eso las ha dotado Dios para ese ministerio, pero tiene una fuerza increíble la comunión de los santos que se ejerce desde los conventos y fieles que oran por este ministerio de liberación.

Desgraciadamente hay pocos exorcistas, ya que en el mundo actual no se cree en el demonio y todo se intenta justificar desde el punto de vista de la psiquiatría.

Como dijo el Padre Gabrielle Amorth (exorcista del Vaticano) el obispo que tiene noticia de que en su diócesis existe un caso con suficientes indicios de posesión y no nombra exorcista, comete pecado mortal de omisión.

Espero haberle aclarado un poco el tema. Un saludo.

Eudora dijo...

Sí, gracias por las declaraciones.

A mí, personalmente, lo que me asusta de este tema es que, en ocasiones, escuho y leo cosas que me dan una muy mala impresión de cómo se aborda el tema demoniaco y el tema del mal. (Los ingleses utilizan la palabra evil, designa tanto el mal en sí como, por decirlo de algún modo, la entidad demociaca.)

Yo puedo aceptar unos planteamientos a este respecto, me parece además interesantísimo cómo, en la transición de la sociedad pagan romanizada a la cristiana, se aborda todo esto.

Pero me asusta ver cómo algunos manipulan desde el discurso demonológico la historia. Me asusta aún más pensar que los que os dedicais a esto, estoy segura de que con toda la buena fe del mundo, podeis acabar por ver lo demoniaco en todo. Por ejemplo, leía algo al padre Fortea sobre el caso de Loudum, de un monasterio; resulta que es un caso que tiene más de manipulación de unos intereses políticos que de verdaderos hechos preternaturales, esta probado, y sin embargo se cuenta la historia de manera que capte la atención de personas que van a poner su confianza en que, verdaderamente, en el XVIII, hubo posesiones en covento de mojas.

Espero no escandalizar a nadie, este no es mi blog y no quiero devaluar el trabajo de su autor, he visto que usted ha tenido una serie de experiencias que le han llevado a tomar el camino que ha tomado, libremente, por propia convicción, y eso lo respeto.

Pero, repito, me asusta que en un tema como este, que no puede tener una valoración matemática, mucha gente pueda obsesionarse con que todo lo malo que le ocurre en la vida es culpa de un ente preternatural. Lo siento, pero es que en la historia ha habido tantos casos de ejecuciones totalmente injustas a causa de este tipo de temas, que no puedo eevitar plantearme este punto.

Gracias otra vez por las aclaraciones.

Flamesword dijo...

Querida Eudora:

Este tema sí que puede tener una explicación matemática y por mi parte la he realizado, aunque desde el punto de vista "filosófico-matemático".

No es que los que nos dedicamos a esto vamos demonios en todas partes, es que están en todas partes. Un ejemplo para que usted se haga a la idea:

Cada persona de este mundo tiene un ángel de la guarda. Hemos sido bendecidos con la explicación de que rara vez un ángel "repite" como guardián de una persona.

Imagine los miles de millones de ángeles de la guarda que ha habido desde la creación del hombre y los miles de millones que existen y no han sido encargados para guardar a nadie.
El Apocalipsis dice que el dragón barrió con su cola un tercio de las estrellas y las arrojó a la tierra.
Esto quiere decir que Satanás engañó a una tercera parte de los ángeles y les convenció de que no se debía adorar a Jesús que por ser hombre era inferior a los ángeles. Y esos demonios se fueron con Satanás y se vinieron a la tierra.
¿Puede usted intuir el sinnúmero de demonios que hay en la Tierra?
¿Cree que están sin hacer nada sabiendo que Satanás les instiga a hacer la guerra a los hombres?
Medite pues en que si el número de demonios permanece constante y los hombres son un núnero determinado en cada instante de tiempo, verá que si aumenta el número de hombres, ellos pierden influencia, por eso se dedican a los medios de comunicación y a influir en las élites para dominar a la masa ignorante. Por eso fomentan la cultura de la muerte, pues un ser creado lo es para toda la eternidad y muestra la gloria de Dios y una persona que de libremente amor a Dios, es un triunfo para Él, por eso los anticonceptivos, el aborto y la eutanasia. Primero para no ser siquiera concebidos y frustrar proyectos de Dios y después para que no vivan y puedan santificarse alabando y bendiciendo a Dios y participando de Sus planes. (En fin, voy a parar, que me enciendo; es por eso que vemos a los demonios en cada acción que intente quitar gloria a Dios).

Eudora dijo...

Bueno, gracias por las aclaraciones.

Me soprende su convicción, si bien la entiendo, no puede ser de otra manera, aunque creo que elude por momentos el fondo de la cuestión, fondo razonable, ajeno a una religiosidad tan extrema.

¿han pensado alguna vez que sus creencia están cercanas al catarismo?.

Gracias otra vez y hasta la vista.