miércoles, 3 de diciembre de 2008

Cristificación por la Eucaristía

Queridos hermanos:
  1. .
  2. El otro día estábamos orando por una persona que ama muchísimo al Señor y por eso está pasando una gran prueba del enemigo, que como resultado origina una gran gloria que manifiesta Dios.
En un momento me vino que Jesús resucitado le estaba poniendo a esta persona Su propio corazón, el cual yo veía latir con fuerza desprendiendo unos rayos de luz en forma de cruz.
.
Mientras veía esa imagen, Jesús me dio una gran enseñanza, la cual os transmito para que veais la gloria de Dios.
.
Me dijo el Señor al corazón: Al igual que hoy estoy poniendo mi corazón en esta persona, vivo físicamente en otras que mucho me aman. Y esto sucede por participar fervientemente en la Eucaristía, en donde las sustancias físicas que componen el sacramento al descomponerse, se integran en el cuerpo de la persona, llegando a ser un poquito de Mi propio cuerpo, por eso hay tantos santos incorruptos, porque Mi cuerpo no puede conocer la corrupción del sepulcro y ellos participaron frecuentemente de los sacramentos eucarísticos con fe y amor por Mi.
.
Entonces caí en la cuenta del por qué en otras iglesias aunque aman mucho a Jesús, no se dan fenómenos de incorruptibilidad, porque no tienen la Eucaristía, en cambio en la Iglesia Católica sobre todo y también en la Iglesia Ortodoxa en la que consagran válidamente, hay tantísimos ejemplos de santos incorruptos.
.
Así conocemos que todo es verdad, que somos el cuerpo de Cristo, tanto de forma mística, como de forma real.
.
Otra cosa importante que corrobora estos pensamientos, son los milagros en que el pan y el vino se convierten a la vista de todos en sangre y carne viva (hay hasta pedazos de carne que laten) hay estudios médicos en internet y vídeos en youtube.
.
Ved también el último incorrupto que es el padre Pío de Pietrelcina, que después de 40 años bajo tierra, lo han sacado como lo enterraron. Este hombre fue un Cristo en vida y si leéis su vida veréis lo tremendamente devoto que fue de la Eucaristía.

13 comentarios:

Felicitas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jose Pio Galio dijo...

"Mis entrañas están colmadas de misericordia que está derramada sobre todo lo que he creado. Mi deleite es obrar en el alma humana, llenarla de Mi misericordia y justificarla. Mi reino en la tierra es Mi vida en las almas de los hombres. Escribe, secretaria Mía, que el director de las almas lo soy Yo mismo directamente, mientras indirectamente las guío por medio de los sacerdotes y conduzco a cada una a la santidad por el camino que conozco solamente Yo".
---
Santa María Faustina Kowalska
La Divina Misericordia en mi alma
(Diario, 1784)

Flamesword dijo...

Nos honra con su presencia, don José.

Jose Pio Galio dijo...

Muchas gracias...
Soy yo el que está encantado
de poder "pasear" por "lugares" como este
y contemplar como el Espíritu Santo
"mueve" los corazones de cada vez más gente,
y como poco a poco se va formando
una nueva generación de almas
entregadas a su causa.
Un abrazo en Cristo Jesús.
Paz y Bien.

Guerrera de la LUZ dijo...

Qué post tan impresionante Flame, es precioso lo que cuentas de esa visión que tuviste.

Que Jesús nos convierta en hambrientos de su Corazón Eucarístico, yo cada día tengo más claro que es el único alimento.

Un beso, gracias.

clara dijo...

Hola Flames:

La fotografía que has puesto en el post es magnífica, tanto que con ella sobran las palabras.

Si queremos saber en qué consiste ésta prueba es tan sencillo como observar cada detalle de ésta fotografía. Solo hay un detalle que se escapa al observador, y es que el hombre que aparece en ella levanta su cabeza hacía el cielo cuando en realidad no es hacía el cielo hacia donde levanta la cabeza. Un pequeño detalle digo que, solo será capatado por aquellas personas que hallan pasado la prueba en parte o en su totalidad.

Es la prueba del amor o la prueba del fuego, efectivamente tras superar la prueba, el amor al prójimo crece de forma considerable, y nuestro corazón se parece un poco más al corazón de Jesús y al de su Santísima Madre.

Hay algo en la Pasión de Cristo en la que normalmente no se repara hasta que no pasamos la prueba del fuego, y es en el Calvario Espíritual por el que tuvo que pasar el Señor para redimirnos, que supera en mucho a los dolores físicos de la propia crucifixión.

Pero ahora estamos el Adviento, pídamos: << Que Jesucristo, el Hijo de Dios nacido en Belén de María la Virgen, nazca también en nuestras casas y acreciente la esperanza de la vida eterna que nos trae>>.

Antonio María Rouco Varela, Navidad 2006

Anónimo dijo...

Procura currarte mejor los sermones. Con eso de "queridos hermanos" aparte de ir de cura sin serlo, estás haciendo un falsete que clama al cielo. Tú ni tienes hermanos ni quieres a nadie.

Fernanda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Flamesword dijo...

Querido anónimo:

Acabo de llegar de un cursillo de cristiandad en que me han repetido muchas veces que soy hijo de Dios y hermano de Jesucristo y que por esa razón, todo bautizado es mi hermano.

A lo mejor a ti te gusta no tener hermanos y vivir tu presunta fe fuera de una comunidad, pero recuerda que el sarmiento que se sale de la vid, se seca y al final lo tiran al fuego.

clara dijo...

Fantástico, Flames. Éste es un blog que no me canso de visitar. De momento, nunca se puede decir hasta cuando. Cada vez tengo más claro que el futuro no me pertenece.

Un beso

Anónimo dijo...

Ya lo dijo San Pablo, en cuya santo agno estamos, revestios de Cristo, sed alter Christus, Ipse Christus, repite San Josemaria. Alvaro.

Anónimo dijo...

¿Pero tú sientes de verdad que esos que te han dicho que son tus hermanos son tus hermanos o no.....? No saltes con chorradas, da una respuesta tuya de verdad.

Anónimo dijo...

Y mucho menos contestes rebotado.