sábado, 15 de noviembre de 2008

Intercesión de los santos

Queridos hermanos:
Según la Santa Madre Iglesia , Jesús es la cabeza y el cuerpo está formado por la Iglesia peregrina (los vivos), la Iglesia purgante (las almas que están purificándose en el purgatorio en sus distintos grados) y la Iglesia triunfante que son los que han llegado ya a la presencia de Dios. Estos son los santos.
.
Dice la Palabra que cuando un miembro del cuerpo sufre, todos sufren y cuando un miembro es honrado, todos lo son, por lo tanto no puede estar bloqueada la comunicación entre las distintas zonas del cuerpo cada una con sus miembros, así como sigue la Escritura diciendo que la cabeza no puede decirle al pie "no te necesito" etc. En esto se demuestra que la interrelación es posible tanto a nivel intrazonal como a nivel extrazonal, esto es, que los miembros de cada zona del cuerpo místico pueden interactuar con los que están como ellos y comunicarse con los que están en la otra parte. Dicho de forma más sencilla:
.
-Nosotros podemos interceder por otros hermanos, por las almas del purgatorio y orar a los que están ya en el cielo, para que pidan por nosotros.
.
- Las almas del purgatorio pueden consolarse de sus sufrimientos unas a otras y amonestarse entre si, orar al cielo y pedir oración a los que estamos aquí abajo, bien como fantasmas, bien como ideas en nuestra mente (recuerdos) o bien poseyendo un cuerpo. Por supuesto todo esto tiene que ser permitido por Dios.
.
- Y la Iglesia celeste puede compartir su alegría y su alabanza a Dios, puede interceder por las otras dos zonas y puede aconsejar y ayudar aquí en la tierra sobre todo en el combate espiritual.
En multitud de exorcismos los que tenemos algún don de visión, vemos cosas del estilo: "Estoy viendo a un monje con barba blanca con guantes rotos en la manos y cara de pocos amigos" .Y el sacerdote dice: " Ah , es el Padre Pío; gracias Padre Pío por venir a ayudarnos."
Lo normal es que sepamos de qué santo se trata y lo digamos directamente: " Está aquí el Padre Pío" y el sacerdote dice:" Gracias Padre Pío...."
.
Otras veces el demonio se pone a insultar a quien esté. Recuerdo que a Madre Teresa uno le llamaba vieja bruja y otro le decía a una beata que jamás le iba a dejar ser santa , a lo que la buena mujer le respondía que le daba igual, que lo importante era estar con Jesucristo.
Personalmente he visto cómo el Padre Pío utilizaba el cuerpo de una persona que tiene el don de canalizar espíritus y se ponía a exorcizar (en italiano y latín) con efectos brutales.
Otros que vienen mucho a ayudar son Santa Teresita de Lisieux, el Beato Bártolo Longo (que fue satanista antes de su conversión), Juan Pablo II, por supuesto el Padre Pío y a veces San José María Escrivá, entre otros muchos.
.
Un día me dice (san J.Mª.) "¿Oye y a tí no te gustaría seguir mi camino?" y yo le contesté : " No padre, que soy de la renovación" y me dijo: "Ah bueno, no pasa nada" ; y el sacerdote: " Este padre Escrivá, siempre arañando para su cesto, hasta desde el otro barrio". Y nos reimos un rato.
.
La Iglesia celeste está aquí, con nosotros, con María, a la que tenemos obligación de alabar y bendecir, pues la Trinidad alabó a María (en el magníficat) y el Espíritu Santo hablando por boca de la Virgen dijo: "me felicitarán todas las generaciones". Mandato divino éste del Espíritu, el de bendecir y alabar los méritos de María, su humildad, su abandono,...
.
Lo que pasa es que habitualmente no somos conscientes de ello, pero recordad que los ángeles, los santos, María y el Señor están aquí, en este mundo, a nuestro lado, esperando que les pidamos ayuda, pues si no se la pedimos, respetan nuestra libertad y no hacen nada, aunque les duela ver cómo nos equivocamos.
.
La Iglesia purgante también vaga por entre nosotros, pero de otro modo. Es como si vivieran en un mundo paralelo al nuestro pero sin vernos. Sólo interactúan si el Señor lo permite.
En primer lugar están las almas perdidas, que murieron con pecados graves pero no rechazaron a Jesús como su salvador. Por estas hay que pedir mucho, pues si llegan en este estado al juicio final, se condenarán, pues no saben que lo que hicieron está mal y no piden perdón. A estos el Señor les permite aparecerse como fantasmas o grabar sus psicofonías o poseer un cuerpo. Hay personas en este mundo que esas almas las ven como faros de luz (don de almas) y se aproximan a ellas causándoles extrañas depresiones o sentimientos que nos son suyos; son de este tipo de almas que buscan oración. Al poseer se benefician de la vida de piedad que lleva la persona en la que entran y si se dicen misas por ellos o se rezan rosarios, se van al otro purgatorio, pues comprenden el mal que han hecho y piden perdón (por eso no nos cansamos de decir que Dios permite males para sacar mayores bienes, pues Él quiere que todos se salven, pero no puede forzar la libertad, pues sería negarse a sí mismo).
.
Luego están los que murieron con pecados no confesados o rencores ocultos. Saben que están mal esos pecados y tienen que comprender que deben desprenderse de toda imperfección antes de entrar en la presencia de Dios. Por eso leer la Palabra de Dios aporta indulgencias, pues al recordar en el purgatorio los textos, pueden reconocer en qué se equivocaron y desprenderse de esas conductas que les impiden entrar en la presencia del Señor.
.
Los que rechazaron voluntaria y conscientemente la salvación de Jesús, están en el infierno y no son parte de la Iglesia; están excomulgados por su propia voluntad o por el poder de la Iglesia (lo que atéis en la tierra, atado queda en el cielo y el Señor le dio las llaves del cielo a Pedro y a sus sucesores). Nunca podemos afirmar que estos se han condenado definitivamente, pues la misericordia del Señor es infinita, hace lo que quiere y Sus caminos no son nuestros caminos. La Iglesia reza sobre todo por las almas del purgatorio, pero en la liturgia de las horas en alguna ocasión por todos los difuntos, no sólo por los que murieron en Jesucristo.
.
En rosarios se intercala entre los misterios la oración :" Oh Jesús mío, perdona todos nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno y lleva al cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu divina misericordia" , que es bastante ilustrativa y la dio la Virgen no recuerdo si en Fátima.
.
Espero haber contestado un poco, pues de este tema hay ríos de tinta que escribir y aquí pongo algunas pinceladas basadas en la experiencia, en la Palabra y en lo que dice la Iglesia. Un Saludo.
.
.
PD:Perdón por los puntitos, pero no había forma de que me lo separara en párrafos y los juntaba, haciendo el tema muy pesado de leer.

33 comentarios:

gueRRera de la LUZ dijo...

Flame, muchas gracias.

Increíblemente interesante todo lo que cuentas y también me he reído con lo de San Josemaría jej

Está todo perfectamente explicado, muy buen post.

Un beso

Felicitas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
pepiño dijo...

Flame:

Después de la muerte hay un juicio particular, donde la conciencia de cada uno revela a Dios lo que ha hecho en su vida, no hay posibilidad de desconocimiento de los pecados que uno ha cometido una vez muerto. Eso es contrario a la justicia divina.

Por otra parte, cuando uno muere ya no hay posibilidad de pedir perdón, eso es para los vivos. Queda el cielo, la purificación, o la condenación, nada más.

Por lo demás, me chirría una enormidad que vayas teniendo conversaciones con docenas de santos en el cielo, como si fueran familiares tuyos. Mira que eso es un don otorgado a santos muy escogidos, y con una vida ejemplar durante años y años...

Hacer de lo completamente extraordinario algo común, no es normal. Una cosa es ayudar a exorcizar y otra muy diferente es tratar con toda la corte celestial.

Felicitas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Flamesword dijo...

Querido Pepiño:

Tu forma de pensar es de tipo protestante.

¿Entonces para qué se reza por los difuntos? ¿Para qué se les dicen misas? ¿Por qué se ora casi todos los días en las vísperas por los difuntos? ¿Para qué dio la Virgen la oración del rosario?

¿No ha leído multitud de veces en la Biblia que la misericordia de Dios supera a Su justicia?

Lea usted a Isaías, don de se dice que los caminos de Dios, no son nuestros caminos, ni Sus planes, nuestros planes.

Y eso de que el misticismo está reservado a los santos muy santos es un arcaísmo. Le aseguro que en la renovación carismática conozco casos de pecadores muy pecadores que tienen experiencias místicas de primer orden.
No mire a Dios con ojos humanos y reduciéndolo a la razón humana. Dios es ante todo amor y Padre, no juez y verdugo.

La justicia de Dios se aplica sobre aquellos que han renunciado a todas las demás formas de misericordia.

Por cierto ¿Quién le ha dicho a usted o dónde pone en la Palabra que se haya de saber la sentencia de ese juicio particular? Los únicos que saben de esa sentencia y no del todo son los que se les permite entrar en el Paraíso y cuyo puesto definitivo en el cielo, se les dará en el juicio final.

Y si no, lea Mt 25, 31-46

Cuando el Hijo del hombre venga en Su gloria... entonces pagará a cada uno según su conducta...

¿Cree tan miserable al Señor que no nos da una segunda oportunidad?

Le aseguro a usted que Dios da oportunidades sin número y el momento en el que una criatura se arrepienta es independiente del tiempo, pues Dios es el dueño del tiempo.

Lea la parábola del hijo pródigo.

Todos los días el Padre salía a esperar a su hijo. Esto es, todos los días le da una oportunidad. ¿Y cuando vuelve, le hace alguna pregunta o algún reproche?

No quiera abarcar el infinito con la razón y la justicia humanas. Humanice únicamente la humanidad de Jesús.

Todo lo que le digo se basa en que Dios quiere que participemos en la historia de la salvación, que va desde el Alfa a la Omega.

Flamesword dijo...

Perdona Feli:

Si lees el antiguo ritual de exorcismos (del siglo XV creo) verás que la fórmula exorcística recita:
"Exorcizo a todo demonio, a todo fantasma...", con lo que ya en aquellos tiempos se sabía que las almas poseían a personas, por permisión de Dios. Y casi todos los textos suelen aparecer poniendo en orden ideas mucho más antiguas o reescribiéndolas.

¿Me puede decir si María Simma es un ser distinto a cualquier otro mortal?
¿Entonces podría cualquier otro mortal tener el carisma de esta mujer?
En cuanto se afirma que las cosas de Dios no son para todos, caemos en cosa errada.

Que los fantasmas existen da fe la Escritura (cuando Jesús caminó sobre las aguas, los apóstoles creyeron que era un fantasma, si los fantasmas no existen, de dónde iban a sacar la idea Pedro y los demás, cuando los judíos eran un pueblo tan prosaico en el que si decían espada era espada y si decían armadura era armadura y si no te la pones, te matan a espada).

Todo pasa o no pasa por permisión de Dios y recuerden que Dios quiere que todos se salven.

pepiño dijo...

Flame:

Sus preguntas se contestan en el Catecismo de la Iglesia Catolica, yo no soy quien.

Respecto al juicio particular:

"1022 Cada hombre, después de morir, recibe en su alma inmortal su retribución eterna en un juicio particular que refiere su vida a Cristo, bien a través de una purificación (cf. Cc de Lyon: DS 857-858; Cc de Florencia: DS 1304-1306; Cc de Trento: DS 1820), bien para entrar inmediatamente en la bienaventuranza del cielo (cf. Benedicto XII: DS 1000-1001; Juan XXII: DS 990), bien para condenarse inmediatamente para siempre (cf. Benedicto XII: DS 1002)."

Aqui no hay una cuarta vía.

Respecto a porque se ora por los difuntos:

"1032 Esta enseñanza se apoya también en la práctica de la oración por los difuntos, de la que ya habla la Escritura: "Por eso mandó [Judas Macabeo] hacer este sacrificio expiatorio en favor de los muertos, para que quedaran liberados del pecado" (2 M 12, 46). Desde los primeros tiempos, la Iglesia ha honrado la memoria de los difuntos y ha ofrecido sufragios en su favor, en particular el sacrificio eucarístico (cf. DS 856), para que, una vez purificados, puedan llegar a la visión beatífica de Dios. La Iglesia también recomienda las limosnas, las indulgencias y las obras de penitencia en favor de los difuntos"

Esto lo dice dentro del apartado del Purgatorio. Todos tenemos la esperanza de que los difuntos se salven, pero solo unos pocos ya son santos en la tierra, por eso se ora, para que salgan del purgatorio lo antes posible.

Respecto del infierno:

"1035 La enseñanza de la Iglesia afirma la existencia del infierno y su eternidad. Las almas de los que mueren en estado de pecado mortal descienden a los infiernos inmediatamente después de la muerte y allí sufren las penas del infierno, "el fuego eterno" (cf. DS 76; 409; 411; 801; 858; 1002; 1351; 1575; SPF 12). La pena principal del infierno consiste en la separación eterna de Dios en quien únicamente puede tener el hombre la vida y la felicidad para las que ha sido creado y a las que aspira."

Inmediatamente es inmediatamente. Y no hay una cuarta vía. El que no recoge desparrama. Los pecadores se convierten en vida o no se convierten. Eso es doctrina católica fidelísima.

Oportunidades las da Dios a espuertas en esta vida.

En fin Flame, creo que hay algo que no encaja...

Y me voy a la cama.

Fernanda dijo...

La oración que mi intuición me dice que es la ideal para las almas del puegatorio es la salve, por lo menos es la que les hago.

Interesantísimo su post, Flamesword, que risa con lo del santo que quería convertirlo.

Felicitas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Felicitas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Felicitas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Flamesword dijo...

Querido Pepiño:

Respeto profundamente su postura y acepto las enseñanzas de la Iglesia.

En lo que probablemente diferimos es en lo que definimos por purgatorio.

Hay mucha literatura y revelaciones particulares, las cuales no son dogma de fe.

Yo hablo por lo que se ve en los exorcismos y lo que aquí se ve es que hay frecuentes casos en los que tras la más solemne conjuración en el nombre de Jesús, hecha por el sacerdote autorizado, dirigiéndose al espíritu como demonio y ordenándole que salga, no se inmuta. En cambio animándole a contar su historia, te la cuenta en el idioma en el que murió, si se les pide, rezan, y con una confesión u oración por ese alma, salen y no vuelven nunca más, quedando la persona liberada de esa molestia. Muchas veces se le dice a los afectados que recen el rosario o apliquen la intención de la Eucaristía por lo que les molesta y los síntomas desaparecen indefinidamente.

La salvación es un don gratuito, ganado por Jesús al morir en la cruz y ser resucitado por Dios. Los seres humanos no podemos salvarnos aún haciendo las obras más grandes.
En Mt 16 Jesús dice que el que crea y se bautice se salvará y el que no crea ya está condenado.

Le pongo un ejemplo de un narco colombiano que haya asesinado a algunas personas y muere en un tiroteo sin poder confesarse. Este hombre ha sido bautizado y cree en Jesús ¿Se salva o se condena?

Un chino que no ha podido ser bautizado por el régimen comunista en el que ha nacido.Pero es un tipo honrado, vive sin hacer mal, pero ni cree en Jesús, ni está bautizado ¿Se condena? ¿Y cómo podrá tener derecho al paraíso si no cumple lo que dijo el Señor?

Hay una palabra bastante ilustrativa en la que Jesús asegura que algunos de los presentes no ´gustarán la muerte hasta que venga el hijo del hombre.

Si alguna vez la gustarán es que no están condenados, si no la gustarán hasta el fin de los tiempos, es que no pueden salir del purgatorio hasta que se valoren sus obras, por lo que deben esperar al segundo juicio.

Hay un caso documentado por la Iglesia en el siglo XVI en España . Ponga en el Buigle "alma de Tacande" y se quedará de piedra, por los fenómenos y por la cantidad de testigos.

Recuerde que Dios no echó del cielo a los demonios. Se fueron ellos. Dios les enviaba gracias y ellos para resistirlas se envilecían más; hasta que el Señor para que no se envilecieran aún más, dejó de enviarles gracias y los dejó en el el estado en el que quedaron.

Dice Jesús: Todo el que acuda a mi, yo no lo echaré fuera.
Por tanto el que se condena es porque por su propia voluntad, rechaza las llamadas de Dios, como el hijo pródigo rechazaba volver a la casa de su padre.

Le puedo seguir dando argumentos de la Palabra de Dios y reconozco que me puedo equivocar, aunque cuente con la prueba directa y sistemática en los exorcismos.

Recuerde que fuimos creados para alabar y glorificar a Dios por toda la eternidad y compartir Su amor y compañía en un eterno presente en el que Él no dejará de sorprendernos agradablemente, ese era el fin, el que todos se salven. Por eso le digo que si uno en cualquier momento se da cuenta de sus pecados y pide perdón, Dios sobreabunda el pecado con la gracia; la justicia la sobrepasa a fuerza de misericordia.

No sé si usted tiene hijos: Si mi hija un día se va de casa porque no acepta mis normas, la ayudaré en lo que pueda si me acepta la ayuda. Puede caer en la mayor de las vilezas; aunque yo le haha dicho que si no vuelve en un año, que no vuelva más, si un día me pide perdón y acepta mis normas, volverá a casa con todos sus derechos y sin reproches.
Y si esto soy capaz de sentirlo yo, pobre mortal, qué no será la compasión y amor y perdón del Altísimo (si vosotros siendo malos sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, cuánto más vuestro Padre que está en los cielos...).

Lee Col 1, 10-22

Un saludo.

pepiño dijo...

Flame:

Los casos que has expuesto tienen todos respuesta.

Si alguien no conoce a Cristo y muere, Dios juzgará su vida y conciencia, donde obviamente no puede entrar el rechazo de Cristo porque no ha podido conocerle, pero si va al cielo irá por los méritos de Cristo.

El problema que veo es que a lo mejor escuchas o lees teorías un poco aventuradas a este respecto sin leer antes doctrina cierta - que es a veces un poco aburrida en su exposición -.

De verdad Flame, que no existe en la doctrina de la Iglesia ninguna alma perdida ni vagabunda.

Respecto al tema místico no sé si has leido el libro de las moradas de Santa Teresa. Creo que en este campo doctores tiene la Iglesia.

La mística no es para pecadores. Esto no es un arcaísmo, aunque en muy contadas ocasiones Dios permita para fines muy concretos este tipo de hechos, como por ejemplo el suceso del caballo de Saulo o las apariciones de la Virgen en Guadalupe.

Por eso lo de Escrivá pidiéndote que te hagas del Opus Dei chirria. Vamos que si me dices que hay gente del Opus que te acosa me lo creo, pero que venga directamente Escriva... serías el primer caso.

pepiño dijo...

Flame:

Oye no te mosquees con el post anterior. Espero que no haya sido hiriente, es lo último que deseo. Me gusta dialogar, no polemizar y menos con otros católicos.

Simplemente hago observaciones con total sinceridad. Aunque en esta ocasión no me encajan cosas, me parece que tienes un espíritu cristiano muy contagioso.

Me ayuda ver gente tan entusiasmada.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Soy Julio César
De nuevo muy interesante lo que nos compartes:
Solo quisiera decir a pepiño:
La misma Santa Teresa nos dice que Dios puede elevar al pecador más empedernido a la oración mas subida si así lo atrae a Él, buscalao en su libro Camino de perfección, ahora recordemos que los dondes carísmaticos pertenceen a la mística dentro de la espiritualidad, y que Dios los otorga independientemente de la santidad del sujeto que los recibe son "gracias gratis" dones de la liberrima voluntad del que los otorga no presuponen ningun tipo de santidad ni son prueba de la misma, (solo las acciones nos dan cuenta de la santidad o no del sujeto.
Que los Santos se den a conocer o compartan con los que oran nos habla de la bondad de Dios que nos ama y quiere que participemos de la caridad de aquellos que ya viven en ÉL.
Desde los 15 años participe de la Renovación Carismática, hoy paso de los40 y si yo te contara lo que vi y fui testigo del poder de Dios en medio de sus hijos no acabaría nunca, todo para Gloria de Dios.
Por eso no me asombra que Dios y sus Santos se manifiesten en aquellos que oran en su nombre.
Ahora el post era para comaprtirnos de los Santos porque en muchos católicos existe una ignorancia supina de la actividad de interseción de los bienventurados.
Te doy gracias Flames por compartir con nostros.

Felicitas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
pepiño dijo...

Julio Cesar:

Pues nada comparte, comparte y cuenta.


"La misma Santa Teresa nos dice que Dios puede elevar al pecador más empedernido a la oración mas subida si así lo atrae a Él, buscalao en su libro Camino de perfección, ahora recordemos que los dondes carísmaticos pertenceen a la mística dentro de la espiritualidad, y que Dios los otorga independientemente de la santidad del sujeto que los recibe son "gracias gratis" dones de la liberrima voluntad del que los otorga no presuponen ningun tipo de santidad ni son prueba de la misma, (solo las acciones nos dan cuenta de la santidad o no del sujeto."

Bien, totalmente de acuerdo. Pero a lo que iba es que esos dones que da Dios - que se te aparezca Cristo, por ejemplo - no son arbitrarios. Cierto que Cristo se manifestó a Saulo, un perseguidor de cristianos, pero para convertirlo en San Pablo.

Pero no todos los días viene la Virgen a Fátima y mueve el sol.

Dios da dones y espera frutos. Por eso no es común que se concedan a pecadores, porque Dios sabe que el pecador, usualmente, no está preparado para aprovecharlos y los frutos de ese don pueden ser causa de reprobación en lugar de mérito.

Los santos han sabido usar los dones que Dios les ha mandado y están mucho más preparados para recibir dones más elevados y sacar fruto bueno.

En cualquier caso los místicos no abundan, creo que en esto podemos estar de acuerdo, y si por pecador fuera el menda lerenda debería haber experimentado la subida al septimo cielo, o al menos una humilde visita de algún santito, y todavía estoy con las ganas - que no me faltan, que estoy muy abierto -.

Por eso me chirria lo de Escrivá. porque he conocido a mucha gente del Opus Dei, y a ninguno le ha hablado su fundador - y ganas tampoco les faltan -, y menos para una cosa sin ninguna transcendencia, que parece casi una gracieta. Tampoco he conocido a ningún otro que se le apareciera su fundador, jesuitas, claretianos, mercedarios, y ya les gustaría.

A mi abuela se le llenan los ojos de lagrimas solo de pensar que pudiera ver a la Virgen en vida, y creemé que ha llevado una vida impecable, ejemplarísima, muchas veces me deja perplejo su unión con el Señor.

Si habéis sido testigos de cosas grandes, pues que suerte y que don de Dios, pero recordad
que todas esas cosas siguen siendo asombrosas y que tenéis que asombraros de que Dios os la conceda. Y sobre todo que no son frecuentes, aunque a vosotros os haya sido concedido verlas 100 veces.

Por otra parte, mi mujer me ha prohibido seguir en este foro - es la que manda - asi que os leeré de vez en cuando, pero ya no escribiré.

Rezaré por vosotros y espero que lo hagáis conmigo.

Y mucha paz y cariño, que bastante enciscamiento hay ya en otras partes.

Flamesword dijo...

Querido Pepiño:

No soy más que otro pecador. La gracia no depende de la dignidad, ni de las obras (para que nadie se engría), depende del ansia con que busques a Jesús.
Si piensas que uno que va a misa el domingo y ni roba ni mata, va a tener experiencias místicas, pues a lo mejor, si Jesús lo permite, pero lo normal es que pase por la vida sin pena nigloria espiritual.

Todos somos pecadores y nadie es digno de la Gracia. Convertirse no es hacerlo a las obras, es hacerlo a Jesucristo. Buscar, amar, enamorarse, tener hambre de Jesús. Buscarlo en libros en la Palabra, en la Eucaristía, en el hermano, en retiros, charlas, encuentros, en tu habitación, en la oración, en la adoración, sabiendo escuchar. Y Él no se hace esperar. Si le pides, Él te da y da en abundancia. Está deseando dar el Espíritu Santo, que encima te acerca ,más a Él. Y no es cicatero. Comparte Su gloria con María y los santos, los cuales tienen libertad sin límites para interceder por los que les invoquen.

Recuerda que santos, ángeles y demonios son seres personales y por tanto, han forjado una personalidad propia a lo largo del tiempo. Unos son severos otros iracundos unos malvados y mentirosos otros sosegados y amables, unos hablan suavemente otros tronan, ...., de todo. Y cuando se les permite interactuar con nosotros, nos hablan tal y como son. Así de simple. Dios es Dios de simplicidades.

Ah y recuerda que trabajo con sacerdotes muy serios con una largíiiisima vida pastoral y muchos años de estudios, que se codean diariamente con las jerarquías de la Iglesia. A mi , pobre hombre, me puede pillar el demonio y engañarme con más facilidad, pero a ellos es más difícil y creen estas mismas cosas que le digo.

Me apena que deje este humilde sitio, porque sé que busca de corazón a Jesús.
Sólo un consejo: " Repita varias veces a la semana (y especialmente antes de pasar a recibir al Señor): "Jesús, dame tu Espíritu Santo"

Así, con ansia. Verá cómo la cosa cambia. Y si cambia de verdad, vaya corriendo a la REnovación Carismática Católica.

Presente mis respetos a su señora y que Dios la bendiga abundantemente y derrame su Gracia poderosa sobre vosotros, para que seais ejemplo de matrimonio cristiano comprometido en la causa del Señor.

Un saludo.

Fernanda dijo...

Estoy imprimiendo en estos momentos su post Flamesword. Y , puede considerarse famoso, que no lo había hecho ni con los mios. JI ji ji.

Fernanda dijo...

Ahhh, me imprime también la foto! Desperdicio de tinta color!

Ahh, páse por mi blog si tiene tiempo, el de cuadernos de magia y fé , creo que le encantará el post, porque le está encantando a todo el mundo.

Julio De San Miguel dijo...

Hola a todos
Como hace falta hoy en día el que se profundice en la relación con la Iglesia Triunfante! eso nos daría esperanza y aliento en medio de tantas pruebas, en medio de tanta desolación espiritual y negación de Dios en este mundo.
Gracias y signa compartiendo aprendo mucho de ustedes.

clara dijo...

Hola, hoy llego por primera vez a tu blog. Utilizaré el tuteo, y como tu nombre es un poco largo, te llamaré Flames. Cualquier varia ción a esto, me lo puedes decir y lo cambio; no hay problema.

No sabia que el Opus Dei hace proselitismo hasta en el cielo,me alegro que le hayas dicho a san Josemaría que no quieres seguir su camino, casi seguro que no podrias participar en exorcismos, y en blog solo podrias hablar de la Obra, que rollo; me gusta más tu blog.

Yo también he hablado alguna vez con santa Benigna Consolata, Sor Beni, com yo la llamo. El año pasado cuando tenía que hacer algo que me resultaba complicado me decia: "pero si es muy fácil" o "al principio cuesta un poco hasta que se entiende".

Santa Teresa de Jesús, solo me ha hablado una vez: porque el diablo me dijo que estaba condenada y yo me lo creí. Ya no me lo ha vuelto ha decir porque que ya sabe no me lo creo; ahora directamente me insulta.

clara dijo...

Perdona Flames:

Voy ha discrepar contigo en un punto aunque admito que puedo estar equivocada.

Cuando dices: ¿quién le ha dicho o donde pone en la Palabra que se haya de saber la sentencia de ese juicio particular?

En una de mis experiencias sobrenaturales lo que yo entendí(y no digo que lo entendiera bien) es que el alma lleva impresa la historia personal en éste mundo, y esto es como decir que el alma se juzga a sí misma en el juicio particular, logicamente según la justicia de Dios.

"Cuando el Hijo del hombre venga con Su gloria...entonces pagará a cada uno según su conducta..."

Yo esto lo entiendo como: la asignación de puestos en el Reino no se dará hasta la segunda venida del Señor.

Y al hilo de esto, no te he entendido bien, ¿qué quieres decir cuando dices que el Señor dará una segunda oportunidad. En qué estado nos dará la segunda oportunidad?

incendiario dijo...

La mística no es para pecadores, imbécil. Algún día pagarás por los dones que has "obtenido" no siendo digno de ellos, esas cosas se pagan, y lo con el precio que tienen.

Flamesword dijo...

Querido Incendiario:

Lo que Dios da lo da para todos, pues todos pecaron y el que diga lo contrario, hace a Jesús mentiroso Rom 3:23, Si supiera usted lo sencillo que es Dios y lo que ama. Para Dios no hay "élites". El que busca a Dios, lo encuentra, ya sea santo o muy pecador. Lo que pasa es que los santos están enamorados de Dios y le buscan en toda circunstancia, por eso Dios se da más a ellos, no por ser santos, sino por estar constantemente buscándole.

Mt 5, 20-23; el que llame a su hermano imbécil, será reo ante el Sanedrín.


Querida Clara:

También creo que nos juzgaremos a nosotros mismos y el Señor seguirá dándonos oportunidades de sentarnos en el banquete de las bodas del Cordero, hasta que se cierre la puerta cuando llegue el Novio (Jesús en la Parusía. Cuando ya no haya dudas acerca de quién tiene el poder), los que estén fuera se quedarán fuera y allí será el llanto y el rechinar de dientes. Mientras los servidores del Amo estén buscando por todos los caminos y dando trajes de fiesta, pueden seguir pasando al banquete.

clara dijo...

Hola Flames

Cuando dices que el Señor seguirá dándonos oportunidades de sentarnos en el banquete de bodas del Cordero, hasta que se cierre la puerta cuando llegue el Novio (Parusia), ¿te refieres a que después del éxitus hay una segunda oportunidad para mejorar el puesto en el Reino?

He estado pensando por qué san Josemaría sigue haciendo proselitismo en el cielo, ¿tendrá algo que ver con la segunda oportunidad?, desde luego si hace proselitismo es por algo, las cosas no se hacen por nada y menos en el cielo, creo que éste es un tema interesante.

clara dijo...

Querido incendiario:

No tiene sentido que Dios de dones a pecadores para luego en la eternidad hacer pagar por ellos, eso no lo haría ni yo, menos Dios.

Para los dones, en mi opinión se necesita la fe de Abraham, Abraham extiende un cheque en blanco a Dios, esto lo que quiere decir es que hay que hacer la voluntad de Dios, si pide mucho, mucho y si pide poco, poco.

Orígenes, teólogo contemplativo de Alejandria, dice que los contemplativos son los que han adquirido las vestiduras blancas; han lavado sus vestidos en la sangre del Cordero esto es sinónimo de penitencia, ¿qué penitencia?: la que Dios pida.

El tema es bastante más complejo, esto solo sería una parte, porque si bien es cierto, la Mística solo se da a aquellas almas destinadas por el Padre desde la Creación del mundo, pero no hay porque tener celos de estas almas, porque no es más santo ni menos santo el más místico, ya que son gracias dadas sin mérito alguno.

En lo que si tenemos que tener cuidado es en el amor al prójimo porque de esto si vamos ha ser juzgados.

En el blog de Jose Antonio Fortea hay un pots que se titula "Los grados de gloria" te recomiendo que te leas mi comentario, ahí esbozo un poco más todo éste tema, y si te fijas al final termino diciendo lo mismo que aquí: todo es función del amor al prójimo.

Julio De San Miguel dijo...

HOLA A TODOS
Muy interesenate las aportaciones respecto de los dones..
Me vienen unas ideas si tu vas a un banco y pides un prestamo con gusto te lo dan (con requisitos) pagas los intereses y el capital y listo... si empeñas algo en una casa de empeños con gusto te dan dinero por tu prenda dejas la prenda .. pagas y te la regresas.. pagas impuestos y te dan servicios
Pero que tiene que ver eso con los Dones que Dios otorga? bueno es que la mayoria piensa asi Dios me da algo porque quiere algo en retribución! siempre pero.... pero... Dios da sus dondes la vida por ejemplo libremente no pide ni permiso ni pide consejo para darla..
Los dones son gracias gratuitas que brotan de la libre accion y amor del Padre de los cielos...
no presuponen santidad ni virtud del que la recibe al contrario hablan mas del que la da, el que otorga la gracia... por eso es gratis es don (no lleva engaño como la carnada de la caña de pescar) porque tu le das monedas al menesteroso de la calle? simplemente porque btu quieres pero que tal si le dices le doy este dinero pero usted me limpia mi piso, me arregla el jardin saca la basura.... entonces es una relacion de trabajo jefe subordinado....
Espero explicarme creo que San Pablo lo relata bien en romanos 12 y 1ra de corintios sobre los dondes y en el 13 habla del camino mas excelente el amor... pero nunca dice rechacen los dones! si dice que algunos son mas para edificar al que lo recibe en cambio otros son para edificar al proximo aqui esta la sabiduria de los dones son para edificar....
Y si Dios no pide requisitos para darlos proque habriamos de ponerlos nosotros !Dios dale dones solo a los que lo merezcas oiste? no no podemos decirle a Dios eso...
Ahora para lo de la segunda oportunidad ... mmm hablamos de terminos humanos, tiempo humano despues de la muerte..... pero quien somete a Dios a tiempo y espacio? quien puede hacer eso? espero investigar mas de esta cuestion y compartirles pronto
Saludos ...

clara dijo...

Hola, Julio de San Miguel:

Voy ha intentar responder a tu último comentario, no sin antes decirte que se puede plantear de diferntes formas, yo he elegido una de ellas. pero si no te queda claro a tí o cualquiera de los comentaristas puedo elegir otra.

Yo empezararia haciendo una distinción entre: gracia, don o carisma, contemlación y mística.

La gracia sabemos todos lo que es por lo que no voy ha entrar en ello, es una participación en la vida divina.

El don o carisma son gracias o regalos que nos ayudan a vivir una vida de gracia y que tienen como fin la edificación de la Iglesía, es decir, están encaminadas a la ayuda al prójimo. Dentro de los carismas, quiero separar uno, el don de lenguas.

El don de lenguas lo separo por que es el único carisma que es útil unicamente para la persona que lo posee y no va destinado a los demás.

La definición del don de lenguas sería: Es el Espíritu Santo orando en nosotros con gemidos inefables o el alma es tomada por el Espíritu Santo y lanzada como una saeta al infinito.

La Mística según Orígenes (Teólogo contemplativo de Alejandria, s. I y II d d C): << Es el nivel más elevado del conocimiento de Dios que surge del amor y de la unión en el amor>>
Dentro de la Mística es importante saber que hay varios niveles y unos son más elevados que otros.

Yo además introduciria una definición más: la contemplación, y la definiria como la facilidad para comunicarse con la Santísima Trinidad.

Siguiendo con Orígenes:

Los contemplativos a los que van dirigidos las vestiduras blancas son alimentados al comienzo con toda clase de regalos celestes: locuciones verbales, visiones... de ésta forma se les confirma en la fe y una vez confirmados en la fe están dispuestos para el holocausto.

Si nos fijamos en esto último vemos que para la Mística es imprescindible la penitencia, la cruz, el holocausto, o como querarmos llamarlo.

¿Por qué la penitencia?

Porque hemos dicho que la Mística es el nivel más elevado del conocimiento de Dios.
El alma es como un cristal que tiene que dejar pasar los rayos de luz enviados por el Espíritu Santo al alma, para que ese cristal deje pasar la luz tiene que estar limpio y transparente ya que de otra forma la luz será enviada pero no taspasará el cristal, y esto es justamente las vestiduras blancas de los contemplativos.

quiero reseñar que es importante no mezclar todos estos términos ya que los requerimientos no son los mismos.

Espero que os haya que dado un poco más claro, de todas las formas estaría muy bien que entre todos trataramos en la medida de lo posible, ampliar o rectificar si fuera el caso.

Un saludo

Flamesword dijo...

Lo que debemos tener claro es que la salvación no se realiza a nivel individual. La salvación se realiza en comunidad.

El pueblo de Israel tenía un gran sentido de pueblo y las Escrituras son la historia de la salvación de un pueblo.

En estos tiempos la gente cree que se tiene que ganar el cielo haciendo esfuerzos y perfeccionándose en las virtudes para escalar "posiciones" y recibir cosas de Dios "porque yo me lo he ganado".

Ya dice San Pablo que la salvación es un don gratuito de Jesús que por su muerte y resurrección ha ganado para nosotros la salvación y no depende de las obras , para que nadie se engría. Ya estás salvado, lo que pasa es que eres libre de rechazar esta salvación.

Jesús es la única ofrenda agradable al Padre. Tu, por más que hagas en tu vida no puedes agradar al Padre.

Los dones recibidos por el bautismo nos dan gratuitamente la gracia santificante, esto es, la presencia e inhabitación del Espíritu Santo, que devuelve la vida a nuestro espíritu, muerto por el pecado original.
Al volver a tener vida espiritual, podemos relacionarnos con Dios.

Entonces cuanto más participemos de los sacramentos, más fuerte se hace la inhabitación de la Trinidad en nuesto ser y más vamos sintonizando con Dios para escucharle, conocerle y hacer Su voluntad. Es es la santificación personal.

Los carismas son evidencias de la presencia del Espíritu Santo que no santifican, pero ayudan a la santificación de la comunidad. Que un predicador hable con unción no le hace más santo, pero ayuda a que tu reflexiones y busques más a Dios.
Que uno toque la guitarra muy bien, no le hace más santo, pero a ti te hace pensar en Dios y desear más Su presencia.
Que uno imponga las manos y una persona sane, no hace santo al que tiene el carisma, pero la persona sanada siente el dese dar gracias a Dios por sanarla y le recuerde de por vida lo que Dios hizo con ella.

Luego están los frutos del Espíritu que son el fin de un proceso. Uno recorre un camino en el Señor y se vuelve pacífico o bueno, o sabe moderarse, o contenerse, ve las cosas con paciencia,...

Y por último están las bienaventuranzas, que son "superfrutos" del Espíretu. Cuando te alegras de que te persigan y calumnien..., cuando das Gracias a Dios por la cruz..., eso ya son palabras mayores, pero no te lo has ganado, es Dios que te lo da gratuitamente para que puedas hacer Su voluntad, cosa que con tus propias fuerzas serías incapaz.

Todo es gracia.

incendiario dijo...

¿Ya sueñas con que se monte un sanedrín para apedrearme? jajaja, qué mal encajas tú las cosas. Sigue soñando, IMBÉCIL.

clara dijo...

Querido incendiario:

Creo que no ha leido bien, Flames solo ha citado a Mt 5, 20-23: "El que llame a su hermano imbécil, será reo ante el sanedrín." o quizá si lo ha leido bien, y lo ue le parece imbécil es la cita, Mt 5, 20-23.

Su actitud no debería de ser esa frente a los comentarios que aquí se hacen. Flames ha cumplido con su obligación de recordarle algo pero si su soberbia le lleva por otros derroteros, el problema le tiene usted.

Si piensa que sus comentarios nos perjudican en algo, le digo que no. Yo le hago éste comentario porque personalmente no tengo nada que perder, y usted tiene mucho que ganar.

Un saludo.

Flamesword dijo...

No, Clara:

Mi intención es la corrección fraterna. Avisar al hermano de que a Jesús no le gusta este insulto en particular. No me doy por ofendido, pues ya sabes que no ofende quien quiere, sino quien puede