domingo, 2 de noviembre de 2008

Enseñanza del Ef 6 "El combate espiritual"

Hoy os quiero hablar de una enseñanza que me dio el Señor el otro día.

Estaba hablando de las cosas de Dios y de pronto comprendí gracias al Espíritu Santo a qué se refiere San Pablo al enumerar las armas del combate espiritual. Con el mandato de dar gratis lo que gratis se ha recibido, os escribo estas pequeñas líneas.

Ef 6, 10-19

"...fortaleceos en el Señor y en la fuerza poderosa. Revestíos de las armas de Dios para poder resistir las acechanzas del diablo. Porque nuestra lucha no es contra la carne y la sangre, sino contra los principados,contra las potestades, contra los dominadores de este mundo tenebroso, contra los espíritus del mal que están en el aire.
Por eso tomad las armas de Dios, para que podáis resistir en el día funesto, y manteneros firmes después de haber vencido todo.
Poneos en pie, ceñida vuestra cintura con la verdad y revestidos de la justicia como coraza, calzados los pies con el celo por el Evangelio de la paz, embrazando siempre el escudo de la fe, para que podáis apagar con él todos los encendidos dardos del maligno. Tomad también el yelmo de la salvación y la espada del Espíritu , que es la palabra de Dios; siempre en oración y súplica, orando en cada ocasión en el Espíritu, velando juntos con perseverancia e intercediendo por todos los santos, y también interceded por mí, para que me sea dada la palabra al abrir mi boca para dar a conocer con valentía el misterio del Evangelio".

Ponerse de pie es la actitud de conocer más al Señor y acercarse a Él; los demonios van a venir sin duda a arrancarnos de este gusto por estar junto a Jesús, por lo tanto hemos de tener un estilo de vida de tal forma que ante el seguro ataque de los demonios, nuestra manera de ser ha de corresponderse con lo que nos dice San Pablo, para que las respuestas a los ataques del enemigo, se produzcan de forma automática, como en un guerrero bien entrenado, pues si nos paramos a discutir con el tentador, tenemos la batalla perdida. Más aún estas actitudes nos previenen del hastío de seguir en el Señor tras haber vencido al enemigo, sin ceder a la monotonía ni a la rutina.

Por tanto nuestro comportamiento ha de ser veraz, pues eso nos tapa las vergüenzas como la "falda" que se ciñe a la cintura, con lo que seremos libres y el enemigo no nos pescará en contradicción, con lo que nuestra prédica quedaría desvirtuada.

La coraza de la justicia son nuestras obras, nuestros ayunos, limosnas,..., nuestro desprendimiento del mundo, para que por éste no nos olvidemos de Dios.

Nuestro calzado ha de desgastarse recorriendo el mundo predicando el Evangelio, pues al tomar esa costumbre de predicar en todo momento y lugar, nos prevenimos de la vergüenza que nos puede meter el enemigo a proclamar a la gente la Palabra de Dios en cada ocasión. Este zapato nos protege de las durezas del camino, pues siempre hay que marchar hacia adelante.

El escudo es nuestra fe, porque el enemigo te pondrá argumentos que desde el punto de vista del mundo serán irrefutables y sólo se le podrá contestar con argumentos de fe. Al estar seguro de tu fe, no te desestabilizará lo que digan ateos, científicos y racionalistas, por muy fuertes que sean sus argumentos, que suelen estar inspirados por estos espíritus que están en el aire, esto es, en todas partes.

El yelmo es lo que te protege la cabeza. Saber que ya estás salvado porque crees que Jesucristo te salvó muriendo y resucitando por ti, te ayuda a esperar contra toda esperanza aunque sepas que te ven a matar, como los mártires.

Acostumbrándote todos los días a leer la Sagrada Escritura en el Espíritu, la entenderás y se te convertirá en Palabra de Dios, y cuando te instiguen con argumentos para herirte, los pararás con las frases de las Escrituras que te inspire el Espíritu Santo y contraargumentarás con esta misma Palabra, pues se convierte en tu espada.

Es muy importante estar en oración juntos pues la comunidad te la da el Señor para no sentirte desamparado. Por muy fuerte y bien armado que estés, si te ataca un ejército no podrás con él, pero si estás al lado de otros guerreros fuertes como tu, seréis un ejército que podrá con el del enemigo.

y con perseverancia , pues si no te sigues entrenando, tus habilidades desaparecerán. El enemigo se entrena en el mal constantemente, no duerme, no descansa y si tu te relajas, te pillará desprevenido. Luego el Señor te puede dar armas extraordinarias para el combate que son los carismas del espíritu (que son como llevar un rayo láser en la época de los romanos).

Y también interceded orando al Señor por el Papa, los obispos, los sacerdotes y el resto que se dedica a llevar la Palabra de Dios.

27 comentarios:

Felicitas dijo...

Se me hace muy agradable percibir y concebir la vida de unión con Dios como la vida de un servidor del Reino, dedicado a combatir espiritualmente a aquel que le da la vuelta a todo lo creado, tan sólo porque habita el país del odio.
Con el Rosario en mano y procurando llevar una vida de cara a Jesús, a Dios, ya luchamos de manera eficaz ( lo dice la Virgen en tantas apariciones suyas: vuestra arma ---> el Santo Rosario ).
Si además, como es tu caso, el Señor concede gracias especiales para el ministerio del exorcismo, ¡bendito sea Dios que libera a sus amados hijos de las garras del maligno!
Luchemos, sin tregua, y con la confianza plena depositada en el Amor del Sagrado Corazón, que nunca falla a aquellos que confían en él.
(perdona la prédica...ejem )

(es que me entusiasmo enseguida)
Besos

Felicitas dijo...

si me das permiso, Flamesword, crearé un enlace en mi blog hacia el tuyo.
¿o.k.?

Flamesword dijo...

Por supuesto que puede Feli, el caso es que se extienda el Reino de Dios.
No se enciende la lámpara para ponerla debajo del celemín.

Fernanda dijo...

Usted es un canalizador de la sabiduria de Dios, un canal, gracias por compartir todo esto con nosotros. En cierto modo creo que todos podemos serlo, pero es tan poca la gente de nuestra edad que presta atención a las cosas del espiritu, cuya única preocupación es su estatus material.

Anónimo dijo...

Me gusta y me aporta este comentario.

Solo una pregunta ¿Cómo puedes ayudar en el exorcismo?. Pensaba que solo lo podían efectuar sacerdotes.

Flamesword dijo...

Cualquiera que busque a Dios y desprecie al mundo recibe del Señor.

Cualquiera que sintonice con la frecuencia del Altísimo, recibe sus mensajes (que los dice muy bajito, por lo que si hay ruido, tampoco se escuchan).

La promesa es para todos.

Se puede ser ayudante de exorcista, si el mismo te lo permite, ya seas laico o sacerdote. El sacerdote exorcista es el único autorizado por el obispo para ejercer el ministerio, esto es dirigirse directamente al demonio y darle órdenes, pues está asistido por la oración de muchos conventos y de la Iglesia.

Los demás ayudamos bien con oración, bien con carismas o bien sujetando a la persona que lo necesite (entre otras muchas cosas). Si quiere lea post y comentarios anteriores en que se detallan más estas cosas

Gloria dijo...

Solo dire, gracias Flamesword, esoy agotada hoy fue terrible el Blog del Padre. Bendiciones, Gloria

Flamesword dijo...

Querida Fernanda:

Lo que usted llama canal, los cristianos le llamamos don de Sabiduría del Espíritu Santo, que tiene todo bautizado, aunque no lo ejercite.

Felicitas dijo...

Flamesword, Fernanda es cristiana, y en muchos sentidos, vive su cristianismo mucho mejor que los que nos llamamos católicos practicantes de Misa y Rosario diarios...
Podemos aprender de todo el mundo, sólo necesitamos ser un poco plásticos.

Por cierto, por qué cree Ud. que Fortea no modera su blog?

Flamesword dijo...

Feli:

Porque tiene muchas cosas de las que preocuparse.

Además él personalmente no modera el blog, lo hace un colaborador suyo al que conozco (hemos orado juntos) y que es una gran persona(salvo que las cosas hayan cambiado y sea otro quien lo modere).

No es un secreto. Al principio Fortea oraba por mi, luego lo dejó en manos del sacerdote que nombraron exorcista oficial de la diócesis (pues don José Antonio no es exorcista oficial de ninguna diócesis, pero por sus conocimientos y disposición, el obispo le permite colaborar), participando en alguna ocasión y definitivamente dejó de orar por mi.
Tampoco es un secreto que colaboraba con él y un día dejó de llamarme, en cambio el exorcista oficial me pide que vaya el mayor número de veces que pueda.

No puedo decir más. Sólo que en todos los sitios hay que tener mucha precaución, pues el enemigo está vigilando para pillarnos y dividirnos y no lo va a hacer presentándonos un mal evidente y grosero, pues se detectaría rápidamente y se atacaría con fuerza; tiene que hacerlo de forma soslayada, con apariencia de bien y el único criterio por el que se puede discernir es por los frutos.

Si los frutos son división, falta de humildad, algún tipo de falta de caridad, empeoramiento o estancamiento de los casos, son del enemigo.

En cambio si los frutos son unidad, gozo, concordia y mejora de los posesos, son del Señor.

El estado y el contenido de este blog es un claro síntoma de que algo no va bien, a veces por los contenidos y otras por los comentaristas. Es por eso que intenté al crear este humilde blog, que se trataran temas que se deberían tratar en el blog de un exorcista ¿Imaginas qué pensará una persona seria que entre en la página web del padre, que es tan seria, y luego pinche en el blog y vea estas cosas?
Lo de hoy es "carnaza", temas fáciles de las que todos pueden hablar, la mayoría sin tener ni idea.

El que tenga oídos, que oiga.

P.D.: Soy el último con derecho a hablar, pero si se leen mis comentarios y otros en el blog de Fortea de cuando estuvo hablando de la COPE, estas opiniones no son únicamente mías. Y recuerda que tengo más argumentos para expresar esta opinión tan crítica y que debo guardar silencio.

Flamesword dijo...

Ah se me olvidaba poner que de verdad le tengo un gran cariño a don José Antonio.

Le tengo además un gran respeto y valoro su gran caridad por las personas a las que les dedica tiempo.

No olvido lo que ha hecho por mí, la paciencia con mis errores y lo que me ha enriquecido con sus predicaciones, bien directamente o bien las de internet y le agradezco las veces que me ha perdonado, si alguna vez le he faltado.

Y le perdono las cosas que me han sentado mal, que de todo hay.

Lo que pasa es que desde el punto de vista del "último mono" me siento culpable si no digo lo que me parece mal.

pepiño dijo...

Ayer escribi un comentario en anónimo y ya no está.

Me gustaría saber varias cosas:

1- Los que descubren agua con un palito en forma de Y. ¿Eso tiene algo de oscurantismo?

2- LLevo años yendo a la Iglesia e involucrandome en muchas tareas y he conocido de todo - al menos eso creía -, pero jamás me he encontrado a alguien que ayudara en los exorcismos. ¿Cómo funciona esto en la Iglesia?. Explicámelo por favor, porque es una laguna en mi formación muy importante.

Por lo demás, me parece un blog muy provechoso.

Un abrazo.

pepiño dijo...

acabo de ver la respuesta 2...

Gracias.

Felicitas dijo...

creo que empiezo a comprenderle, Flamesword.
No ha de ser nada fácil su posición.
Su silencio le honra.
No preguntaré nada más.
Sólo le haré preguntas sobre el tema que motiva su blog, es decir, la lucha espiritual contra el maligno.
Gracias por su amabilidad.

Flamesword dijo...

Señor Pepiño:

La verdad es que nunca me había planteado si el don de los zahoríes es del Señor o no.

Creo que como todo el discernimiento ha de ser por los frutos.

Si esta persona encuentra agua por ese "sexto sentido" o metales o lo que sea y eso es para bien de la comunidad, cobrando lo justo para vivir él y su familia, pues podría ser un carisma del Espíritu, si se realiza el trabajo con humildad.

Si la persona se engríe, abusa de alguna manera de su don o sirve para algún tipo de discordia, por allí anda el demonio.

pepiño dijo...

Una duda...

Flamesword, ¿Vd. ha sido poseido?. Lo digo porque como dice que al principio Fortea oraba por Vd y luego lo hizo otro exorcista.

Por cierto, conozco a una persona que le hicieron unas preguntas para ver si tenía bicho, y cuando se dió cuenta se asustó muchísimo.

Flamesword dijo...

Pues sí, he tenido unos cuantos y de vez en cuando vuelven a rezar por mi para espantar a los muchos que me rondan.

Felicitas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Felicitas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
pepiño dijo...

Vaya, ya veo que Dios le otorgó muchos dones para poder sobrellevar esa carga.

Me gustaría preguntarle muchas cosas, pero no sé si estaría pecando de curioso. La verdad es que no sé ni como tratar este tema.

Por último un pequeñísimo detalle. Confío que no se ofenderá. Tengo una gran tristeza porque en las webs y blogs que se dicen cristianas, se ven múltiples ataques desaforados a personas concretas. Entre hermanos nos despellejamos vivos. La Iglesia está como está, y hace muchos años que voy haciendo slalom espiritual entre los católicos de hoy. Sencillamente no me fío. No me fío nada, solo de mi director y poca gente más. Tampoco leo cosas actuales - Juan Pablo y poco más -, no me aportan mucho y prefiero Santa Teresa, San Juan de la Cruz, San Agustín, etc...

Sin embargo la semana pasada descubrí al padre Fortea y su web. Los sermones me parecieron buenísimos y me alegré muchísimo al encontrar un sacerdote así en los días actuales y en Madrid. También me alegré de encontrar un blog como el suyo con artículos muy bien expuestos y francamente interesantes, mi alegría era doble.

Sin embargo ayer decubrí un comentario correcto, pero que dejaba entrever que el padre Fortea de vez en cuando se salía del tiesto. Supongo que Vd. tiene razón - ya he leído algunos artículos del Padre - pero me he quedado triste, y mi opinión sobre Fortea ha cambiado.

Triste por que ya sé que sobreabunda la mediocridad y que encontrar la perla requiere un esfuerzo heróico. Por eso cuando encuentro algo notable como su experiencia y sus comentarios - que me ayudan y eso me alegra por que es lo que voy buscando, acercarme a Dios - se hace especialmente incómodo encontrar un leve reproche a una persona concreta por temas que solo Vd. y Fortea conocen.

No me malentienda, se lo digo con cariño, solo creo que no merece la pena perder el tiempo con esas cosas cuando tiene tanto bueno que escribir y los demás que leer.

Perdone el rollo.

Flamesword dijo...

Tomo nota Don José (pepiño).

Según el espíritu que seguí al comenzar este blog, estoy aquí para contestar a todo lo que se me pregunte desde mi pequeño punto de vista y sin sentar cátedra, sólo desde mi experiencia personal.

Así que pregunte lo que quiera con libertad absoluta y le contestaré lo mejor que sepa.

Gloria dijo...

Flamesword a mí el Padre me tiene confundida estoy viendo si sigo yendo es un desgaste enorme pero pienso vale la pena este desgaste si al Padre no le importa su propio Blog??? Las cosas que ayer decías los demonios o los que sean me daban verguenza ajena, no entiendo como el Padre no modera esto.No sólo eran groserías eran blasfemias, y hoy solo pasé y alguein dijo algo de los rezoz (ayer me puse a rezar era demasiado e inmediatamente saltó el troll o la cosa esa que los rezos no servían de nada y estaba seguro que el Padre estaba encantado con todo eso (no creo)
Pepinho que agradable ver una persona católica y que habla así. En el Blog del Padre me agoto. Gracias Gloria

Gloria dijo...

Perdón una ultima cosita que le iba a decir Flamesword, le escribí al Padre pero ne me ha contestado ni creo que lo haga en que le decía estas mismas cosas que comento aquí, quizás se molestó no sñe, ojalá que no lo estimo mucho, Gloria

pepiño dijo...

Un comentario para al que le pueda ayudar.

No os entretengáis con lo que os parece torpeza ajena. Porque nuestro combate es otro. Si tenéis razón lo que podéis hacer ya está hecho, insistir en ello quita energías y tiempo para dedicarlo a menesteres mejores.

Si no tenéis razón es peor, ya que la torpeza es vuestra.

En cuaquiera de los dos casos no merece la pena, las siete moradas nos esperan y el Señor requiere de toda nuestra atención.

Necesitamos concentrarnos en nuestra misión. Son tiempos de prueba y criba, y si los fuertes caen son ocasión para que los débiles seamos más humildes y cuidemos más del orden de nuestra casa, que ahí tarea no nos va a faltar.

Bueno Flame, no te voy a preguntar más de momento, he leído varios post anteriores y ya he tomado mi dosis máxima de sobrenaturalidad. Es un tema que me impone, lo tengo que admitir.

pepiño dijo...

Flame, tu nombre viene de un don del Espíritu Santo, ¿verdad?.

¿Me puedes decir cual es y en qué consiste?

Un saludo.

Flamesword dijo...

El don es la espada espiritual
(ver "Exorcística" J.A. Fortea).

A veces el Señor te da la conciencia de que tienes en la mano una espada. Si cierras los ojos (o los que tienen el don de la videncia) la puedes ver.
Instintivamente sabes donde debes pinchar o cortar y lo impresionante es que aunque la persona no te esté viendo o tenga los ojos cerrados reacciona como si realmente la hubieran herido.

Es importante reseñar que algunos demonios también tienen espada espiritual y a veces se dan combates entre ángeles y demonios.

Parece muy peliculero, pero de verdad la realidad, supera a la ficción.

gueRRera de la LUZ dijo...

Hala!! cómo mola¡¡¡ :O xDDD

Yo también soy carismática.

Yo quiero ver mi espadaaaaa¡ se lo voy a empezar a pedir al Señor desde ya¡

Qué buen blog, me he quedado alucinada.

Un beso.

+